Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: Inicio del dialógo del paquete económico 2019

CEESP: Inicio del dialógo del paquete económico 2019
abril 02
16:12 2018

Recientemente el Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Hacienda presentó el documento de Pre-Criterios 2019, con el “objetivo de iniciar el diálogo con el Congreso de la Unión sobre las perspectivas económicas y de finanzas públicas para el ejercicio fiscal 2019”. Llama la atención que el marco macroeconómico en el que se apoya la propuesta refleja la percepción de un entorno económico favorable con la posibilidad de mejorar en los siguientes años, de acuerdo con la modificación de los pronósticos de algunos organismos internacionales.

Con base en este escenario, en el que las autoridades hacendarias anticipan un crecimiento del PIB de 3.0% para 2019, que coincide con el pronóstico que recientemente dio a conocer el Fondo Monetario Internacional para nuestro país, además de la expectativa inflacionaria de 3.0%, un tipo de cambio de 18.40 pesos por dólar y un precio de 51 dólares por barril de crudo, la SHCP estima que los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) representen 2.5% del PIB, manteniendo este porcentaje sin cambio respecto a la estimación para el 2018, además de un balance primario positivo en 0.9% y un Saldo Histórico de los Recursos Financieros del Sector Público (SHRFSP) que es la medida más amplia de deuda del sector público, equivalente a 45.2% del producto, lo que representa una disminución de solo tres décimas de punto porcentual respecto al dato que se espera para este año.

Sin embargo, aunque es importante tener una propuesta de paquete económico para el 2019 -ingresos, gastos, deuda y un marco macroeconómico- se debe considerar que este se podría adecuar, modificar o incluso cambiar, en función de los resultados del proceso electoral. En este contexto podrían ser más relevantes los resultados que se anticipan para 2018, puesto que pueden reflejar la fortaleza con la que concluirá este sexenio en materia de finanzas públicas y su continuidad para los próximos años.

En el documento de Pre-Criterios se señala que, gracias a la solidez de los fundamentos macroeconómicos y los avances en materia de la implementación de las reformas estructurales, la actividad económica siguió expandiéndose en 2017 y principios del 2018. En este entorno, se resalta el incremento de 3.0% en el consumo privado apoyado en el aumento del empleo formal y de las remesas familiares, así como de un alza de 0.1% en el consumo del sector público durante 2017, y del mejor desempeño de la demanda externa.

Con base en estos resultados se construyó el marco macroeconómico en el que para el 2018 se anticipa que la economía crecerá entre 2.0% y 3.0% (2.5% puntual fue la estimación con la que se calcularon las cifras de finanzas públicas). Se prevé que la inflación cierre el año en 3.5% y un tipo de cambio de 18.40 pesos por dólar. Asimismo, para 2018 se anticipa un precio de 53 dólares por barril de petróleo, una producción de crudo de 1.983 millones de barriles diarios y una plataforma de exportación de 888 mil barriles por día.

En materia de ingresos presupuestarios, se espera que al cierre del 2018 sean superiores en 0.3% del PIB (76.1 mmp) a los previstos originalmente en la LIF 2018, respondiendo a mayores ingresos petroleros en 0.2% del PIB (46.4 mmp), ingresos tributarios más altos por 0.1% del PIB (23.4 mmp) e ingresos propios de las entidades distintas de Pemex superiores en 6.4 mmp. No obstante, si la comparación se hace con lo que finalmente se ejerció durante el 2017, se observa que los ingresos presupuestarios serían mayores en 229 mil millones de pesos (mmp), equivalente a 1 punto del PIB, lo que está en línea con lo estimado por el CEESP y que representa un aumento en el margen de maniobra del sector público.

En cuanto al gasto neto pagado, se estima también un incremento de 0.3% del PIB respecto al PEF 2018 (76.1 mmp), lo que significa que el aumento total de los ingresos se canalizará en su totalidad a gasto público. Se considera que el gasto programable será mayor en 0.1% del PIB (15.4 mmp) a lo programado, en tanto que el gasto no programable puede superar en 0.3% del PIB (60.7 mmp) lo aprobado para 2018. Sin embargo, comparado con lo ejercido en 2017, se prevé que el gasto total se incremente en 332.5 mmp (1.4% del PIB). Esto es preocupante puesto que el aumento en el gasto sería superior en casi 104 mmp al incremento en los ingresos totales, lo que implicaría un impulso al nivel de deuda.

De acuerdo con el documento oficial, “para 2018 se cumplirá con la trayectoria de consolidación fiscal aprobada por el Congreso de la Unión, de tal manera que los RFSP representarán un nivel de 2.5% del PIB, en tanto que el balance primario será positivo en 0.8% del PIB. En congruencia, se prevé que el SHRFSP, que es la medida más amplia de deuda del sector público disminuirá a 45.5% del PIB.

Sin embargo, el entorno actual no parece ser tan optimista como lo refleja el marco macroeconómico planteado. Hasta ahora por una parte el crecimiento de la economía durante el 2017 fue el segundo más bajo del sexenio actual, de tal manera que los pronósticos de los especialistas anticipan que al finalizar el presente año la economía crecerá solo 2.2%, porcentaje inferior a la estimación oficial de 2.5%. Asimismo, si bien es cierto que le consumo siguió creciendo en 2017, también se debe señalar que su ritmo de avance fue inferior al del año previo. La inversión total, por su parte, se contrajo 1.5%, después de haber acumulado tres años consecutivos al alza. Lo preocupante es que, en esta ocasión, además de la caída de 6.4% en la inversión pública, con lo que acumuló ocho años consecutivos a la baja, la inversión privada se contrajo 0.6%, después de tres años al alza. En cuanto a la inflación, la estimación de los especialistas apunta a que cerrará el presente año por arriba de 4.0%, notoriamente por arriba de lo previsto en Pre-Criterios 2019.

Si bien se tiene previsto que la deuda total del sector público (SHRFSP) como proporción del PIB se reducirá de 46.2% en 2017 a 45.5% en 2018, esto refleja principalmente una corrección al alza en el valor del PIB nominal de casi 560 mmp. En términos de pesos, el monto total de compromisos del sector público será de 10,643.0 mmp, 611 mmp más que en el 2017 y 80.7% superior al saldo del cierre del 2012. Para 2019 se considera que como porcentaje del PIB el SHRFSP se mantendrá a la baja para ubicarse en 45.2%, aunque en pesos esto equivale a 11,245.7 mmp, 603 mmp más que en 2018 y 90.9% más que al finalizar el 2012.

Un marco macroeconómico prudente, con base en el comportamiento real de los principales indicadores económicos, es fundamental para plantear un entorno de finanzas públicas con un sesgo constante al equilibrio y con el objetivo de minimizar los niveles de deuda del país. Plantear escenarios con base en previsiones más optimistas de lo normal, generalmente lleva a presupuestos más discrecionales. La asignación de los recursos responde en gran medida a intereses políticos, más que a la búsqueda del bienestar de los hogares.

Sin duda la existencia de un organismo independiente que pueda vigilar la manera en la que se establece el marco macroeconómico, los pronósticos oficiales tendrían un mayor sesgo a la prudencia, contribuyendo a establecer objetivos fiscales más sensatos y eficientes que contribuyan al crecimiento y bienestar.

MÉXICO 

El Banco de México dio a conocer los resultados de su Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, en la que se aprecia una ligera corrección a la baja en el pronóstico promedio de crecimiento del PIB, toda vez que para el 2018 se corrigió de 2.28% a 2.21%, para 2019 pasó de 2.36% a 2.34% y para el 2020 de 2.48% a 2.42%. Esto refleja la percepción de que no habrá un repunte importante en la actividad productiva del país en los próximos años a pesar de que la economía estadounidense mejore, como lo anticipan los especialistas, quienes consideran que al cierre del presente año esa economía habrá crecido 2.73% y el próximo 2.47%, porcentajes que tuvieron una corrección al alza. En materia de inflación, el pronóstico promedio para el presente año se corrigió ligeramente a la baja en dos centésimas de punto porcentual para ubicarse en 4.07%, aunque para el 2019 la corrección fue al alza al pasar de un pronóstico de 3.63% a 3.67%. En opinión de los especialistas, los principales factores que pueden inhibir el crecimiento económico son: Factores coyunturales: política sobre comercio exterior; Incertidumbre política interna y Problemas de inseguridad pública.

Cifras del Banco de México indican que el intercambio comercial de nuestro país mantuvo su dinamismo en el segundo mes del año al reportar que el valor total de las exportaciones de mercancías registró un incremento anual de 12.3%, impulsado por un crecimiento de 36.6% en las exportaciones petroleras y por el avance de 10.8% en las no petroleas. Estas últimas impulsadas principalmente, por el aumento de 10.5% en la venta de bienes manufactureros. Por su parte, el valor total de la importación de mercancías se elevó 11.8%, respondiendo a un avance de 12.1% en la adquisición de bienes de consumo, del incremento de 10.6% en la importación de bienes intermedios y del alza de 20.1% en las de bienes de capital. De esta manera, el saldo de la balanza comercial en febrero fue superavitario en 39.9 millones de dólares, con lo que de manera acumulada en el primer bimestre el sado fue negativo en 3,345.9 millones de dólares.

Cifras desestacionalizadas indican que durante enero las ventas de establecimientos comerciales al menudeo registraron una disminución mensual de 0.2%, con lo que sumó tres meses con cifras negativas. De esta manera, las ventas minoristas resultaron 0.3% inferiores a las del mismo mes del año pasado, con lo que acumuló cinco meses a la baja. La caída mensual de las ventas respondió a la variación negativa que tuvieron cuatro de los nueve segmentos que integran el indicador general, sobresaliendo la baja de 1.4% en las ventas de artículos de ferretería, tlapalería y vidrios, así como la disminución de 1.3% en la de artículos de papelería, para el esparcimiento y otros artículos de uso personal. A pesar de que cinco de los segmentos de ventas tuvieron resultados positivos, no fueron suficientes para evitar que el indicador general mostrara una variación negativa en el mes. Entre las mayores ganancias resalta el aumento de 6.6% en las ventas exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares.

Los ingresos reales obtenidos por la prestación de los Servicios Privados no Financieros también iniciaron el año con un comportamiento negativo al reportar una caída mensual de 0.9%, su segunda baja consecutiva. Esto propició que su comparación anual, a pesar de mantener un comportamiento positivo  disminuyera su ritmo de avance al ubicarse en 1.5%, después de que un mes antes creciera 4.5%. Las mayores caídas mensuales entre los rubros que integran el indicador general se observaron en el de servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles, que reportó una baja de 4.5%, seguida de la caída de 2.4% en el segmento de información en medios masivos y la baja de 2.4% en los servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación. Por el contrario, el rubro de servicios profesionales, científicos y técnicos registró un incremento mensual de 16.8%, aunque esto no fue suficiente para evitar que en términos anuales mantuviese su tendencia a la baja al caer 2.7%, que fue su séptima caída consecutiva.

ESTADOS UNIDOS 

De acuerdo con la tercera estimación del Departamento de comercio, durante el cuarto trimestre del 2017 el PIB registró un crecimiento anualizado de 2.9%, superando tanto el dato de las segunda estimación de 2.5%, como la expectativa del mercado que anticipaba un avance de 2.6%. La mayor participación en el crecimiento siguió siendo el gasto en consumo personal, que aportó 2.75 puntos porcentual al avance total del PIB. Le siguió la inversión fija con 1.31 puntos y el gasto gubernamental con 0.51 puntos. Por el contrario, el cambio en inventarios restó 0.53 puntos y las exportaciones netas 1.16 puntos. Con estos datos, para todo el año el crecimiento del PIB fue de 2.3%.

El Conferece Board informó que en marzo el indicador de confianza del consumidor se ubicó en 127.7 puntos, lo que significó una baja de 1.8% respecto su nivel previo y 1.4% por debajo del pronóstico del mercado que anticipaba 129.5 puntos. Es importante señalar que este retroceso se da después de que en febrero alcanzara el nivel más alto desde el año 2000. A su interior, el indicador de la situación actual se contrajo 0.8%, en tanto que el de expectativas disminuyó 2.7%.

De acuerdo con el Departamento de Comercio, durante febrero el ingreso personal se incrementó 0.4% respecto al mes previo, respondiendo principalmente a un aumento de 0.6% en los sueldos y salarios y siendo el tercer mes consecutivo con un avance similar. Por su parte, el gasto personal se elevó 0.2%. De esta manera, la tasa de ahorro personal se elevó de 3.2% en enero a 3.4% en febrero.

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado
www.ceesp.org.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: