Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: ¿existen los recursos para las promesas de campaña?

CEESP: ¿existen los recursos para las promesas de campaña?
junio 26
12:52 2018

Entre el día de terminación de las campañas presidenciales el 27 de junio y la fecha en la que se realizarán las votaciones en las se renovarán 3,226 cargos de elección popular el próximo 1 de julio, habrá unos días de veda política en la que ningún candidato podrá pedir el voto popular, pero que deberá servir para que la población tenga tiempo de evaluar todas las propuestas y promesas de campaña que hicieron los candidatos a la presidencia a lo largo del proceso electoral, que prácticamente inició desde septiembre del año pasado.

A lo largo de todo ese lapso se escuchó una enorme cantidad de propuestas que se fueron convirtiendo en promesas de campaña con el objetivo de recaudar la mayor cantidad de adeptos. A ello se acumuló una serie de descalificaciones que pudieron ser la razón de la polarización en la convivencia social. Una estrategia que es probablemente la que mejor ha funcionado, es la que aprovechando el enojo de la población ante la coyuntura que se vive en materia de corrupción, seguridad e impunidad, agudizó esa opinión que diferencia a pobres y ricos, así como la idea de que algunos empresarios son corruptos.

Lo preocupante es que este entorno ha funcionado más que cualquier propuesta sensata y viable. Un segmento importante de la población prefiere aceptar las promesas de programas asistencialistas que perpetúan la pobreza y la desigualdad, que propuestas estructuradas que propician el crecimiento y el empleo, que es la mejor manera de combatir la pobreza.

Ante la abultada cantidad de propuestas y ofrecimiento de recursos a través de programas sociales, se fue ampliando el interés por saber cuál es la viabilidad de su instrumentación, no solo en el sentido del manejo administrativo, sino en relación con cuanto costarán y de donde se obtendrán los recursos adicionales, sobre todo en un entorno en el que resaltan las promesas de no incrementar ni crear nuevos impuestos.

Las cifras parecen poner en duda la posibilidad del éxito de algunos ofrecimientos de campaña. El margen fiscal de las finanzas del país no parece tener la capacidad para liberar la cantidad de recursos que se requieren.

Ya se han mencionado diversas mediciones en las que se señala que el margen de maniobra es limitado, pero hay quienes consideran que ese margen sería suficiente para instrumentar buena parte de los programas sociales que se han propuesto a lo largo de las campañas presidenciales.

De acuerdo con las estimaciones del documento de Precriterios 2019, el gasto total del sector público presupuestado para el 2019 asciende a 5.498.6 miles de millones de pesos (mmp), lo que significa un aumento de 253.6 mmp respecto a la cifra aprobada para el 2018. Para conocer un aproximado del margen de maniobra que tendrá el próximo gobierno para instrumentar sus propuestas de campaña, se deben excluir aquellos gastos comprometidos y que no tienen posibilidad de ajuste.

Por una parte, está el gasto no programable, que son aquellas “erogaciones que por su naturaleza no es factible identificar con un programa específico, tales como los intereses y gastos de la deuda; participaciones; y las ADEFAS”. De acuerdo con la estimación de finanzas públicas del documento de Precriterios 2019, en conjunto estos gastos ascienden a 1,618.0 mmp. Sin embargo, esta cifra podría incrementarse si consideramos varios aspectos. El aumento de las tasas de interés elevará el costo financiero de la deuda, que también podría verse afectado por el aumento del monto de la deuda externa, si es que se mantiene la volatilidad del tipo de cambio. Asimismo, la expectativa de que los ingresos del sector público se eleven también incrementa la posibilidad de un alza en las participaciones a entidades federativas. En este caso esto podría responder a un aumento en la recaudación tributaria respondiendo a una mejora en el mecanismo de cobro de impuestos. Asimismo, si bien hasta ahora no se prevén ingresos adicionales provenientes del remanente del Banco de México, la reciente depreciación del tipo de cambio podría cambiar esta expectativa. Hay que recordar que la estimación de las finanzas públicas se hizo considerando un tipo de cambio de 18.40 pesos por dólar, mientras que actualmente supera los 20 pesos.

Otros gastos que pueden considerarse comprometidos y difícil de ajustar, son los rubros de pensiones y jubilaciones que en conjunto suman casi 2,000 mmp. A esto habría que sumar los gastos de seguridad social que implica el IMSS y el ISSSTE, que representan casi 1,000 mmp.

Al acumular todos estos gastos, implicaría que el margen de maniobra del gasto se reduce a solo 16% del total, lo que se podría considerar suficiente para lograr algunos de los objetivos. No obstante, si vemos con un poco más de detalle los rubros de este gasto, se tiene que el margen de acción se concentra en los gastos de operación, en el de subsidios, transferencias y aportaciones y en el gasto de capital. Si de los dos primeros rubros mantenemos los recursos que se destinan principalmente para los temas de legislación, justicia, protección ambiental, salud, educación y protección social, el margen de maniobra sobre el gasto público se reduce a prácticamente el 5% del gasto total.

Evidentemente esto revela un estrecho margen de maniobra en las finanzas públicas del país que obligaría a cuestionar muchas promesas de campaña por adolecer de un financiamiento sano. Sin duda, cumplir con muchas de dichas promesas podría llevar a la necesidad de buscar recursos adicionales, lo que podría hacer que la frase “lo prometido es deuda” se vuelva realidad.

MEXICO

Durante los primeros quince días del junio, los precios al consumidor reportaron un incremento de 0.13%, respondiendo principalmente al alza de 0.30% en el índice de precios no subyacente, impulsada en buena mediad por el aumento de 1.32% en el rubro de energéticos, donde resalta el incremento de 3.18% en el precio del gas doméstico LP, de 1.49% en el de las tarifas eléctricas y de 0.75% en el costo de la gasolina de bajo octanaje. Por el contrario, los precios de productos agropecuarios se ajustaron a la baja en 0.70%. Por su parte, el indicador de precios subyacente se elevó 0.08%, como consecuencia del alza de 0.15% en el rubro de servicios, ya que el de mercancías se mantuvo sin cambio. De esta manera, la inflación anual se ubicó en 4.54%, solo una centésima de punto porcentual por debajo de la quincena previa, lo que parece reflejar una mayor complejidad para reducir el ritmo de aumento de los precios. El indicador subyacente reportó un incremento anual de 3.59% y el no subyacente uno de 7.41%.

De acuerdo con el reporte del INEGI, la actividad económica del país inició el segundo trimestre del año con una caída mensual de 0.6%, después de dos meses consecutivos al alza. Este resultado provino de los resultados negativos en las tres actividades principales que integran el indicador general. Las actividades primarias tuvieron una baja mensual de 1.7%, en tanto que las secundarias tuvieron una disminución de 0.4%, que respondió principalmente a la caída de 0.6% en la evolución del sector construcción y de 2.3% en la del sector manufacturero. Por su parte, las actividades terciarias reportaron una baja de 0.5%. A pesar de su descenso mensual, la actividad económica del país reportó una variación anual positiva de 1.4%, aunque esta resulta notoriamente menor a la del mes previo.

ESTADOS UNIDOS

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano informó que con base en una tasa anual ajustada, se inició la construcción de 1.350 millones de nuevas viviendas, cifra que superó en 5.0% la reportada el mes previo, además de ser mayor a la expectativa del mercado que anticipaba el inicio de 1.323 millones de viviendas. Es importante señalar que comparado con el mismo mes del año pasado el inicio de vivienda nueva creció 20.3%. El aumento mensual en la construcción de nuevas casas respondió principalmente al incremento de 62.2% en la zona del medio oeste, ya que en el noreste se redujo 15.0%, en el oeste 4.1% y en el sur 0.9%.

Por su parte, los permisos de construcción sumaron en mayo 1.301 millones, lo que significó una disminución de 4.6% respecto al mes anterior, además de ser inferior al pronóstico del mercado que preveía 1.343 millones de permisos. Sin embargo, comparado con el mismo mes del año pasado, los permisos de construcción crecieron 8.0%. Por zona geográfica los permisos de construcción tuvieron un descenso mensual de 13.9% en el sur y de 4.6% en el oeste, mientras que en el noreste aumentaron 42.1% y en el medio oeste 7.2%.

La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces indicó que durante mayo la venta de casas usadas tuvo una caída de 0.4%, lo que significó su segundo mes consecutivo con variaciones a la baja. Esto llevó a que en su comparación anual  las ventas de este tipo de vivienda cayera 3.0%, con lo que acumuló tres meses seguidos con cifras negativas.

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado                                                                                         www.ceesp.org.mx

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: