Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: En busca de mayores ingresos

CEESP: En busca de mayores ingresos
octubre 24
07:49 2016

La dificultad que representa lograr el ajuste necesario al gasto público con el objetivo de evitar, en principio, que la deuda como porcentaje del PIB siga creciendo, lleva a la necesidad, de tener que buscar la forma de incrementar los ingresos del sector público, de tal manera que este pueda seguir cumpliendo con sus funciones sin tener que incidir negativamente en programas que son fundamentales para el crecimiento del país y bienestar de los hogares.

Sin embargo, el hecho de que el Gobierno Federal se comprometiera a no modificar la política tributaria al menos hasta finales del sexenio, obliga a buscar opciones que en algún momento pueden ser contraproducentes, sobre todo cuando estas se centran en ajustes en las estimaciones de variables macroeconómicas que redundan en mayores ingresos solo de manera virtual.

En la aprobación de la Ley de Ingresos por parte de la Cámara de Diputados, se aprecian algunos cambios que reflejan esta posición de querer incrementar los ingresos vía la modificación de algunos de los pronósticos que sustentan el marco macroeconómico del Paquete Económico 2017.

En primer lugar se observa un aumento en los ingresos petroleros, que si bien ésta vez no proviene de la modificación del precio de exportación estimado, como ha sucedido en otros años, en esta ocasión se origina en el aumento en la previsión del nivel de producción de petróleo, el cual se eleva en 19 mil barriles por día, de tal manera que la producción promedio diaria total se ubicaría en 1.947 millones de barriles. Aunado a esto se eleva el pronóstico de tipo de cambio a 18.62 pesos por dólar, es decir, 0.42 centavos más que la propuesta original.

Con estos ajustes se prevé que los ingresos petroleros sean 17,369.9 millones de pesos (mdp) más de lo que se propuso originalmente.

Adicionalmente, se considera que con base en los favorables resultados que mantienen los datos de la recaudación tributaria y no tributaria, es posible considerar que los ingresos provenientes de estos rubros sean en conjunto, 34,010.3 mdp superiores a los que se consideraron originalmente, lo que supone se basará en esfuerzos en eficiencia recaudatoria.

Aunque los argumentos en los que se basan estos cambios son razonables, habría sido mejor ser prudentes y evitar ajustes que pueden generar un panorama más relajado en materia de gasto y por lo tanto en cuanto a lo urgente y efectivo que es reducir el monto de las erogaciones del sector público.

Es cierto que el tipo de cambio muestra una tendencia que podría mantenerse por arriba del os 18.60 pesos por dólar el siguiente año, dadas las condiciones de las cuentas externas del país, aunque se debe considerar que las presiones cambiarias se han ido reduciendo conforme se aclara el panorama electoral de los Estados Unidos, de tal manera que en los días recientes se han visto niveles del tipo de cabio incluso por debajo de las 18.50 pesos.

Asimismo se tiene la confianza de que el Nuevo Plan de Negocios de Pemex sea suficiente para elevar la producción de crudo en los niveles que se proponen ahora, aunque hasta el momento la falta de inversión productiva y la lentitud con que está funcionando la reforma petroleras, podrían ser factores limitantes para incrementar la producción de crudo, además de lo poco atractivo que resulta invertir en un momento de precios bajos.

Successful business people from playing the stock

No obstante, se debe considerar que el ajuste de estas variables, especialmente la del tipo de cambio, también generaría costos adicionales que incluso pueden superar el aumento de ingresos que se espera. En este caso sobresale el impacto que sin duda tendrá el incremento en el volumen de importación de gasolina, que con un tipo de cambio estimado más alto, implica un mayor costo en moneda nacional, el cual puede sobrepasar ingresos petroleros que se proponen. Si consideramos un entorno en el que el porcentaje de las gasolinas que se importan se eleva a 62%, desde uno cercano a 58% promedio este año y tomamos en cuenta los 42 centavos en los que se corrige el tipo de cambio, el costo adicional por este concepto puede estar muy cerca de los 25 mil millones de pesos, dependiendo del nivel del precio de la gasolina en el exterior.

Evidentemente esto de incrementar los ingresos petroleros con base en el tipo de cambio, requiere ser consistente con el cálculo que implica el costo de la importación de petrolíferos, sobre todo cuando tenemos una balanza petrolera deficitaria.

Según nuestro cálculo, el aumento de los ingresos petroleros que se espera por el ajuste cambiario, será rebasado por el aumento que se generará por el lado del gasto petrolero, lo cual, de mantenerse sin cambio el resto de rubros de gasto, es factible que pueda incidir negativamente en el superávit primario que se tiene previsto.

Otro aspecto que tendrá un impacto negativo sobre las finanzas del país, es el aumento que la estimación del tipo de cambio tendrá sobre el costo financiero de la deuda externa del sector público, que puede ser equivalente a cerca de 6 mil millones de pesos, eso sin considerar el aumento en su saldo en pesos.

En este contexto, es importante considerar que no todo es ingresos en dólares, sino que se debe recordar que también hay gasto en dólares.

Además, las expectativas de crecimiento económico se han seguido ajustando a la baja, lo que podría afectar negativamente el ritmo en el que ha venido aumentando la recaudación tributaria recientemente.

Sin duda es fundamental estimular los ingresos del sector público, pero mediante el fortalecimiento de las fuentes de recursos permanentes. Mientras tanto, no se debe insistir en tratar de elevar los recursos solo a través de ajustes en los pronósticos.

En este contexto es probable que el déficit propuesto por las autoridades hacendarias sea mayor y por lo tanto el superávit primario, que tanto se observa por analistas nacionales e internacionales no pueda llegar al 0.4% del PIB, lo que es preocupante debido a que es uno de los parámetros que se toma en cuenta a la hora de evaluar la calificación de la deuda soberana de México.

MÉXICO

A pesar de que la industria manufacturera ha mantenido un modesto ritmo de avance, principalmente como consecuencia de la debilidad que mantiene la actividad productiva de los Estados Unidos, la posibilidad de contrataciones no se ha detenido.

imagen1

Las cifras del INEGI indican que durante agosto el personal ocupado en la industria manufacturar de nuestro país registró un aumento de 0.4% respecto al mes previo, lo que permitió que en su comparación anual, la plantilla laboral manufacturera reportara un crecimiento de 2.7%. Al interior de este indicador, se observa que la contratación mensual se concentró en el aumento mensual de 0.5% en segmento de obreros, toda vez que el número de empleados se mantuvo sin cambio. Estos resultados permitieron que el número de obreros superara en 2.8% la plantilla reportada en agosto del año pasado, en tanto que el total de empleados fue 2.3% mayor.

imagen2

En cuanto a las remuneraciones medias, estas mostraron un repunte de 0.3% real durante agosto, después de que un mes antes tuvieran una caída de 0.5%. En términos anuales la ganancia real de las remuneraciones en la industria manufacturera mejoró en 2.2%. No obstante, es probable que esta ganancia se reduzca haca finales del año en línea debido a un paulatino aumento en la inflación.

ESTADOS UNIDOS

La Reserva Federal informó que durante septiembre la producción industrial tuvo una modesta mejora al mostrar un incremento mensual de 0.1%, después de que un mes antes registrara una caída de 0.5%. No obstante, el avance mensual resultó inferior al 0.2% que anticipaba el mercado. El pequeño repunte de septiembre respondió principalmente al aumento de 0.2% en la producción manufacturera, que fue impulsada por un aumento de 0.5% en la producción de bienes no duraderos. La producción de bienes duraderos se mantuvo sin cambio. En términos anuales, la producción industrial se mantuvo en terreno negativo al mostrar una disminución de 1.0%.

imagen3

Por su parte, el Departamento del trabajo señaló que durante septiembre los precios al consumidor aumentaron 0.3%, en línea con lo que pronosticaba el mercado. Esta alza mensual de precios respondió principalmente al repunte de 2.9% en los precios del rubro de energía, impulsado principalmente por el incremento mensual de 5.8% en los precios de las gasolinas. Por su parte, el rubro de precios de alimentos se mantuvo sin cambio. Excluyendo alimentos y energía, el indicador de precios subyacente tuvo un aumento mensual de 0.1%. En términos anuales, los precios al consumidor crecieron 1.5%, resultado que apunta en la dirección de la estimación de la FED de 2.0%.

imagen4

Después de dos caídas consecutivos, la venta de casas existente tuvo un repunte mensual de 3.2% durante septiembre, con lo que a tasa anual el número de viviendas vendidas ascendió a 5.47 millones, cifra que también superó los 5.30 millones que estimaba el mercado. Las ventas de casas usadas aumentaron en todas las regiones, sobresaliendo las del noreste, donde tuvieron un incremento de 5.7%. La siguió la región oeste con un avance de 5.0%, en el medio oeste 3,9% y en el sur 0,9%.

imagen5

Por su parte, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano informó que en septiembre los permisos de construcción aumentaron a una tasa mensual de 6.3% con lo que sumaron 1.225 millones a tasa anual, su nivel más alto desde noviembre del 2015. Por su parte, la construcción de nuevas casas se contrajo 9.0% en el mes.

imagen6

AGENDA ECONÓMICA: OCTUBRE

captura1

INDICADORES FINANCIEROS SEMANALES

captura2

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado A.C

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: