Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: El paquete económico para 2017

CEESP: El paquete económico para 2017
septiembre 13
09:36 2016

El jueves pasado la Secretaría de Hacienda entregó al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2017, en el que en un análisis preliminar, se aprecia la instrumentación de acciones que van en el camino correcto para sanear la situación de las finanzas públicas del país y con ello fortalecer la estabilidad macroeconómica para el mediano y largo plazos, al mismo tiempo de generar un entorno de buenas señales para los mercados financieros de que México es un destino seguro para la inversión.

De acuerdo con las cifras del documento de Criterios Generales, es claro que en materia de gasto programable se hará un esfuerzo importante, toda vez que se propone una disminución de 228.5 mil millones de pesos (mmp) a precios del 2017, es decir, considerando el efecto inflacionario. Sin embargo, el gasto no programable muestra un incremento de 144.4 mmp, como consecuencia en primera instancia, del aumento de 90.5 mmp en el costo financiero de la deuda debido al considerable incremento observado en los compromisos totales del país en los últimos años. Asimismo, se espera que como resultado del aumento en los ingresos totales, las participaciones se eleven en 37.3 mmp, además de un mayor desembolso por concepto de Adefas por 16.5 mmp.

Un aspecto que vale la pena resaltar, es que dentro del ajuste al gasto programable, la erogación por concepto de subsidios se reducirá en 105.9 mmp, que es un buen indicio de que las autoridades hacendarias continuarán revisando las prioridades, con el objetivo de eliminar duplicidades y mejorar la asignación de recursos en aquellos programas de mayor beneficio para la población. Sin embargo, lo negativo del ajuste al gasto programable se concentra en la disminución de 204.7 mmp que se propone para el gasto de capital, es decir, nuevamente la inversión se convierte en uno de los principales renglones de ajuste al gasto público, cuando debería ser uno de los más dinámicos, considerando su capacidad multiplicadora para impulsar la actividad productiva del país y la creación de empleos. El gasto asistencial solo tiende a perpetuar la pobreza.

Estos resultados conducen a que en 2017 el ajuste total del gasto sea de solo 84.1 mmp a precios de 2017. Incluso, si se considera esta cifra en términos nominales, es decir, sin considerar el efecto inflacionario, el gasto total, más allá de reducirse, tendrá un aumento de 72.8 mmp.

A pesar de la baja del gasto y del magro incremento que se espera para los ingreso totales (17.2 mmp), se estima que las fianzas públicas para el 2017 serán deficitarias en 494.9 mmp, cifra equivalente a 2.4% del PIB. Aunque este porcentaje es inferior en seis décimas de punto porcentual respecto al déficit 2016.

A estas necesidades de financiamiento, se debe sumar aquellos compromisos adicionales como los requerimientos del IPAB, PIDIREGAS, del FONADIN  y otros que llevan a un déficit total medido a través del rubro de Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) equivalente a 2.9%, lo que en términos monetarios la cifra asciende a 588.8 mmp (considerando el PIB calculado en los Criterios 2017).

Un aspecto en el que las autoridades hacendarias cumplieron con su compromiso de realizar mayores esfuerzos y plantearlo como objetivo principal del Paquete 2017, fue anunciar un aumento a la cifra de superávit primario que se había estimado en el documento de Precriterios publicado en abril pasado, de tal manera que esta se elevó de un equivalente de 0.2% a uno de 0.4%. Sin embargo, esta cifra no es suficiente para evitar que la deuda como porcentaje del PIB aumente. Aunque las autoridades hacendarias señalan que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) pasarán de representar 50.5% en el 2016 a 50.2% en el 2017, consideramos que esta cifra no es consistente con el aumento en los RFSP ni con el modesto superávit primario, ya que es poco probable que al aumentar el flujo de necesidades de financiamiento disminuya el saldo total de la deuda. Estimaciones del CEESP muestran que con este escenario, el SHRFS para el próximo año estarían representando cerca del 52% del PIB, a lo que habrá que incluir la deuda de estados y municipios que en promedio representa otros tres puntos del producto.

Si bien las medidas anunciadas colocan a las finanzas del país por el camino correcto, los alcances del Paquete Económico para el 2017 podrían haber sido mayores de haber considerado un ajuste más alto al gasto público.

Los esfuerzos deben ser mayores para lograr el equilibrio en el menor tiempo posible. La mejor manera de que la deuda no siga aumentando como proporción del PIB es, además de lograr mayores ingresos, que es poco probable dado el compromiso de mantener la política tributaria sin cambios, llevar a cabo un ajuste adicional al gasto en aquellos programas no prioritarios. Ya hemos mencionado en este espacio, que la reducción necesaria para que la relación deuda/PIB no aumente, es de aproximadamente 300 mmp, que nos llevaría a un superávit primario de 1.5% del PIB.

La responsabilidad de revisar el paquete económico para el próximo año ahora está en terreno del Congreso de la Unión. La oportunidad de dar prioridad a mantener y reforzar los programas que realmente benefician a los grupos más vulnerables, fusionar aquellos que lo permiten y eliminar todos aquellos que no funcionen y esté probado que son ineficientes y regresivos, contribuirá enormemente a cumplir varios objetivos: mejorar la situación de las finanzas públicas y reducir el porcentaje de la deuda; fortalecer la estabilidad macroeconómica que es fuente importante del crecimiento y; continuar con el proceso de reingeniería del gasto público.

MÉXICO

La actividad industrial del país inició el tercer trimestre del año con cifras positivas al reportar que en julio tuvo un incremento mensual de 0.3%, lo que significó su tercer mes consecutivo con cifras al alza. Sin embargo, su comparación anual no muestra una recuperación importante, ya que solo crece 0.3%, mismo porcentaje que el mes pasado. El mayor dinamismo se observó en el sector manufacturero, que en el mes tuvo un avance de 0.8%, lo que le permitió crecer a una tasa anual de 2.1%, que fue su mayor avance en los últimos cuatro meses.  Por su parte, el sector de electricidad, agua y gas, creció a un ritmo mensual de 0.4% y a uno anual de 5.9%. En el caso de la minería se reportó una disminución mensual de 0.4%, que la llevó a una caída de 5.9% anual. Por su parte, en julio la industria de la construcción retrocedió 0.3% respecto al mes previo, aunque mantuvo un ganancia anual al crecer 0.2%.

imagen1

Durante agosto los precios al consumidor reportaron un aumento mensual de 0.28%, que fue el avance más alto en los últimos cinco meses. Dado su peso relativo dentro del indicador general, el subíndice de precios subyacente fue el origen principal del alza de los precios en agosto, toda vez que con un aumento de 0.19% generó el 51.4% del aumento general de precios. De esta manera, la variación anual del indicador subyacente fue de 2.96%. El índice no subyacente aumentó 0.58% en el mes, respondiendo principalmente al incremento de 0.72% en los precios de energéticos y tarifas administradas por el gobierno. La inflación anual no subyacente fue de 1.99%.

imagen2

Por segundo mes consecutivo el indicador de confianza del consumidor se mantuvo a la baja al reportar en agosto una caída mensual de 0.6 puntos, de tal manera que respecto al mismo mes del año pasado, la disminución fue de 1.6 puntos. A excepción del indicador que recoge la opinión sobre la situación actual de los hogares, el resto que combina la percepción futura de los hogares y de la economía en general y la posibilidad de adquirir bienes duraderos, reportaron cifras negativas tanto mensuales como anuales.

imagen3

ESTADOS UNIDOS

Para algunos especialistas fue decepcionante el comportamiento del índice no manufacturero ISM al ubicarse en 51.4 puntos en agosto, cifra que fue inferior al nivel estimado por el mercado (54.7 puntos), que ya anticipaba un moderación respecto al mes previo. De hecho, este resultado se ubica como el nivel más bajo desde febrero del 2010. Sin embargo, es importante señalar que este indicador se ha mantenido en el nivel de expansión (arriba de la línea de los 50 puntos) por 79 meses consecutivos, aunque los datos más recientes indican que su dinamismo es más moderado. De los rubros que integran el indicador general, el mayor descenso se observó en el de nuevos pedidos de exportación, que descendió 9.0 puntos en el mes. Le siguió las nuevas órdenes con una baja de 8.9 puntos, la actividad de negocios con 7.5 puntos e inventarios con una disminución de 6.0 puntos. Quizá la desaceleración que refleja el indicador no manufacturero pueda tener alguna incidencia en la decisión de la FED para no elevar sus tasas de interés en septiembre.

imagen4

La Reserva Federal informó que durante julio el crédito al consumo aumentó en 17.7 mil millones de dólares (mmd), cifra que superó tanto la estimación del mercado que anticipaba 16 mmd, como el incremento de 14.5 mmd del mes previo. El avance de en julio respondió principalmente al incremento de 14.9 mmd en el crédito no revolvente, en tanto que el renolvente se elevó en 2.8 mmd.

imagen5

captura1

captura2

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado A.C

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: