Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: Costos de la nueva administración

CEESP: Costos de la nueva administración
diciembre 10
2018

Las propuestas y acciones que se han anunciado después de la cancelación del proyecto del NAIM han tenido un importante impacto en el comportamiento de los mercados financieros, generando un ambiente de incertidumbre y preocupación en cuanto al desempeño de la actividad económica del país.

Se han dado a conocer iniciativas tales como la que pretendía modificar la Ley de Banco de México para utilizar las reservas internacionales en crecimiento económico y combate a la pobreza, lo que generó preocupación de los mercados que comenzó a agudizarse conforme se daban a conocer otras medidas a instrumentar.

En este contexto se identifican casos como la Iniciativa que pretende regular a los bancos el cobro de algunas comisiones, así como la iniciativa sobre la Ley General de Pensiones por Retiro y Garantizadas por Vejez, suscrita por integrantes del Grupo Parlamentario del PT, que en el Artículo 14 señala que “La administración de las pensiones se hará a través de fondos financieros controlados por el Estado, mediante un organismo público descentralizado con personalidad jurídica y recursos propios”. Aunado a esto, se tiene la segunda consulta en la que se pusieron a consideración de la población temas como la construcción del Tren Maya; del Tren Trans-ístmico; de una refinería; plantar árboles frutales y maderables en un millón de hectáreas; aumentar al doble la pensión a todos los adultos mayores de 68 años; becas y capacitación laboral a 2.6 millones de jóvenes; becas a todos los estudiantes de las escuelas públicas de nivel medio superior; pensionar a un millón de personas que viven con alguna discapacidad; garantizar atención médica a toda la población que no cuenta con servicios de salud, así como proveer cobertura gratuita de internet en todo el país.

Si bien todas estas medidas son favorables, es necesario que cada una de ellas cuente con un análisis exhaustivo de sus costos y beneficios, pero sobre todo con el objetivo de evitar que incidan negativamente en la salud de las finanzas públicas, que es fundamental para mantener la estabilidad macroeconómica como principal factor para impulsar un ritmo de crecimiento más elevado y que terminaría afectando aún más a quien se pretende beneficiar.

La sensibilidad de los mercados es elevada y su respuesta incide en la actividad económica y en los niveles de inversión productiva. El costo de un ambiente de incertidumbre es elevado para todos los agentes económicos.

La preocupación de los mercados por las políticas y acciones que se han dado a conocer, ha llevado a varias agencias calificadoras a modificar la perspectiva de la deuda soberana del país de estable a negativa, lo que en principio presionó significativamente el tipo de cambio y posteriormente se observaron aumentos importantes en el riesgo soberano y las tasas de interés internas de mediano y largo plazos.

Los costos generados por este entorno reflejan que, del último día de julio al 7 de diciembre el tipo de cambio reporta una depreciación de 9%, con la expectativa de cerrar el año en niveles cercanos a los 21 pesos por dólar. Por su parte, el mercado bursátil muestra, en el mismo periodo, una pérdida de 15.8%. Asimismo, las tasas de interés de

largo plazo (bonos  a 10 años) se incrementaron de 7.8% a 9.1% y la prima de riesgo, respecto a los Estados Unidos, se elevó de 760 a 875 puntos base.

Un aspecto que refleja la incertidumbre es la disminución 11.1 mil millones de dólares en el saldo de valores gubernamentales en poder de no residentes, lo que incide en la evolución del tipo de cambio y de las tasas de interés

No obstante, la mayor inquietud se concentra en el presupuesto de egresos para el 2019, ya que, si bien se ha anticipado que será austero y con importantes reasignaciones de recursos para una mejor función del Gobierno Federal, existe la preocupación de que dado lo costoso que será cumplir con todos los proyectos anunciados por el nuevo gobierno, aumente la posibilidad de que se tenga que hacer uso de recursos de deuda.

Hasta ahora no hay una cifra que indique el total de recursos necesarios para cumplir los objetivos gubernamentales, no solamente durante el 2019 en donde en algunos casos se presupuestarán montos para realizar estudios y preparar los proyectos, sino tener claridad de los recursos futuros que habrán de comprometerse para la realización de los mismos. No obstante, al tomar como referencia el documento de Proyecto de Nación que publicó Morena, se puede hacer una estimación de los recursos necesarios para dar vida a todos los proyectos anunciados.

Considerando los proyectos mencionados en el documento como la construcción del Tren Transpeninsular, el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, el Tren Maya y otros complementarios, el gobierno necesitaría aproximadamente 2.3 billones de pesos durante el sexenio 2018-2024, cifra equivalente a aproximadamente 9.1 puntos del PIB. Sin embargo, al considerar el costo fiscal que representa la disminución del impuesto sobre la renta y del impuesto al valor agregado en la zona fronteriza, además del costo que implica la cancelación del NAIM y la construcción del nuevo aeropuerto en la base aérea de Santa Lucia, el costo total se elevaría a 2.6 billones de pesos, es decir, 10.3 puntos del PIB.

Es claro que un entorno en el que las fuentes de ingresos aumentan prácticamente de manera inercial, aunado a la decisión de no aumentar y crear nuevos impuestos, junto con la propuesta de reducir la tasa de IVA e ISR en la frontera, dificulta significativamente la posibilidad de hacer frente a estos compromisos, por lo que, desde un enfoque de finanzas públicas sanas habría que priorizar y/o repensar dichos proyectos.

De no ser así y recurrir al crédito, la deuda del sector público repuntaría con efectos nocivos para toda la actividad económica. Toda vez que puede propiciar mayores aumentos en las tasas de interés en la prima de riesgo y la inflación. Se debe recordar que la estabilidad macroeconómica se apoya principalmente en la salud de las finanzas públicas.

Las necesidades del país ahora se deben centrar en la instrumentación de políticas que propicien un ambiente de certidumbre que estimule la permanencia y llegada de inversión productiva, con el objetivo de aumentar la capacidad de creación de más empleos mejor remunerados, que es la mejor manera de reducir los niveles de pobreza.

La preocupación se mantiene y propicia movimientos importantes en los mercados y en las perspectivas para los próximos años. Incluso los datos más recientes de la encuesta de expectativas del Banco de México indican que el pronóstico de los especialistas ya anticipa un crecimiento ligeramente inferior a 2.0% para el 2019.

Las nuevas autoridades enfrentan el desafío de instrumentar las políticas necesarias que lleven al país a un entorno de mayor crecimiento y con ello generar un nivel superior de bienestar.

MÉXICO 

La coyuntura sigue generando preocupación entre los dirigentes empresariales, lo cual se refleja en un deterioro de su percepción sobre la situación actual y futura de las empresas. De acuerdo con las cifras desestacionalizadas del INEGI, durante noviembre le indicador de confianza del sector construcción disminuyó 2.1 puntos respecto al mes previo, mientras que el del sector manufacturero lo hizo en 0.7 puntos y el del sector comercio en 1.6 puntos. Con este comportamiento, en los tres casos se acumulan tres meses consecutivos con variaciones negativas, de al forma que en noviembre los tres sectores regresaron a niveles por debajo del umbral de los 50 puntos. En términos anuales se mantuvieron cifras positivas, pero que muestran una clara tendencia a la baja.

Los consumidores también comienzan a percibir mayores señales de preocupación sobre la situación de los hogares y de la economía en general, toda vez que cifras desestacionalizadas del INEGI indican que durante noviembre el indicador de confianza del consumidor cayó 0.6 puntos, lo que refleja que después del fuerte repunte tras las elecciones presidenciales, se ha venido debilitando su evolución. En el mes todos los indicadores que componen el indicador general reportaron variaciones negativas, resaltando la caída de 1.6 puntos en el rubro que recoge la opinión sobre la situación económica esperada de los miembros del hogar dentro de 12 meses. No obstante, respecto al año previo el indicador mantiene variaciones positivas al resultar mayor en 4.9 puntos, aunque este es el menor avance desde julio pasado.

El consumo sigue siendo el principal soporte de la actividad económica y su evolución, pese a la cautela de los consumidores, se ha mantenido al alza en los últimos meses. Cifras desestacionalizadas indican que el  Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior tuvo un avance mensual de 0.5%, impulsado por el aumento de 0.6% en el consumo de bienes y servicios de origen nacional. El consumo de bienes importados creció 0.1%.

Cifras del INEGI indican que durante noviembre los precios al consumidor se incrementaron 0.85%, lo que significó su menor alza para el mismo mes en los últimos dos años. El mayor impulso del aumento mensual del indicador general de precios provino del alza de 2.66% en el subíndice de precios no subyacente, principalmente por el aumento de 3.48% en los precios de productor agropecuarios y de 2.09% en los precios de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno. En este último caso, se debe señalar que fueron los precios de electricidad, que crecieron 23.39%, los que mayor incidencia tuvieron, debido a la terminación del programa de tarifas eléctricas de temporada cálida. Por su parte, el subíndice de precios subyacente tuvo un avance de 0.25%, dentro del cual los pecios del rubro de mercancías crecieron 0.26% y los de servicios 0.24%. Con estos resultados, la inflación anual se ubicó en 4.70%, con lo que mantiene su tendencia a la baja. La inflación anual subyacente fue de 3.36% y la no subyacente de 8.07%.

Tras de la significativa caída que tuvo el indicador de inversión fija bruta durante agosto, cifras desestacionalizadas indican que en agosto reportó  un modesto repunte mensual de 0.8%, de tal manera que en términos anuales su avance fue de solo 0.2%. El comportamiento mensual de la inversión respondió a un aumento de 0.9% en la inversión en construcción, especialmente en la residencial que tu tuvo un avance de 1.6%. Por su parte, la inversión en maquinaria y equipo aumentó 0.8% mensual, impulsada principalmente por el incremento de 3.7% en la de origen nacional. De esta manera, la comparación anual de la inversión en maquinaria y equipo fue positiva en 2.5%, mientras que en el caso del indicador de inversión en construcción, su avance mensual no fue suficiente para evitar que en términos anuales mantuviese un comportamiento negativo al descender 1.0%.

ESTADOS UNIDOS 

El Census Bureau informó que durante octubre el gasto en construcción disminuyó 0.1%, con lo que además de acumular dos meses consecutivos con una caída similar, resultó inferior a la estimación del mercado que anticipaba un avance de 0.3%. El mayor dinamismo se observó en el gasto en construcción pública que creció 0.8% en el mes, impulsado por una alza de 2.0% en el canalizado a construcción residencial y por el aumento de 0.7% en el no residencial. Por su parte, el gasto en construcción privada se contrajo 0.4% en el mes, como consecuencia de una baja de 0.5% en el gasto residencial y de una caída de 0.3% en el no residencial. Con estos resultados, la comparación anual del indicador de gasto en construcción muestra un aumento de 4.9%.

El Departamento del Trabajo informó que en noviembre la nómina no agrícola aumentó en 155 mil puestos de trabajo, cifra que si bien estuvo por debajo del aumento 237 mil empleos el mes previo y de la estimación del mercado que anticipaba 189 mil nuevos trabajadores, el mercado laboral se mantiene fortalecido. Durante el penúltimo mes del año, el sector privado creo 161 mil nuevos empleos de los cuales 132 mil se concentraron en el sector servicios, mientras que el resto se distribuyó en mayor número en el sector manufacturero donde se crearon 27 mil nuevos puestos de trabajo y 5 mil en el sector construcción. Por el contrario, en la minería se perdieron 3 mil empleos. Por su parte, el empleo en el gobierno se redujo en 6 mil trabajadores. De esta manera, la tasa de desempleo se ubicó por tercer mes consecutivo en 3.7%, de tal manera que se mantiene como la más baja desde diciembre de 1969.

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado

ccecomunicacion@cce.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Twitter

¿Qué beneficios y dificultades traería la aprobación de la reforma a las leyes del ISR y del IVA? ¿Podría mejorar la participación de los contribuyentes o dificultar la de la autoridad fiscal? Aquí un análisis. Un artículo de Montserrat Gómez Larios.

Hoy jueves 23 de Mayo de 2019 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de $18.80 Pesos vía https://t.co/puwUOwrURW.

Si bien la cancelación de un Certificado de Sello Digital es tarea de la autoridad tributaria, los contribuyentes deben saber las razones por las que podría quedar sin validez.
Un artículo de Irazú Maho Eiquihua.

"Va a ser Zoé Robledo (@zoerobledo) el próximo director del Seguro Social (@Tu_IMSS), le tengo toda la confianza, tiene experiencia, es un profesional", anunció @lopezobrador_ tras la renuncia de Germán Martínez.

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: