Veritas Online

Finanzas y Administración

Cash is king, ¿cómo mejorar la liquidez de una empresa?

Cash is king, ¿cómo mejorar la liquidez de una empresa?
septiembre 01
2020

Hoy toma gran relevancia esta expresión en inglés; reducir los pagos provisionales podría ser una manera de mantener el flujo de efectivo.

Las empresas están sufriendo una reducción en sus ventas y, por ende, en su flujo de efectivo que no se había visto en décadas, como consecuencia de una crisis profunda, prolongada y con una recuperación lenta, de acuerdo con los expertos.

La liquidez vale oro. Los empresarios deben cuidarla y utilizarla de la forma más inteligente para mantener sus negocios y, una vez superada la crisis, iniciar el crecimiento de sus organizaciones.

Así, surge la pregunta: ¿Cómo mejorar la liquidez de la empresa? Hay varias herramientas, análisis y trabajos para optimizar el flujo de efectivo:

1 Cuentas por cobrar. Gestionar con los clientes el pago de sus deudas con recordatorios, envío de estados de cuenta y, en ciertos casos, aplicar descuento por pronto pago.

2 Inventarios. Revisar la rotación de los productos, identificar aquéllos de lento movimiento y promoverlos por medio de descuentos atractivos, “dos por uno” o como obsequio en la compra de alguno de línea.

3 Cuentas por pagar. Negociar con los proveedores descuentos por pronto pago.

4 Créditos bancarios. Las instituciones de crédito otorgan el diferimiento de cuatro mensualidades, al cumplir con ciertos criterios. Se trata de revisar el flujo de efectivo esperado para evaluar una posible reestructuración y reducir el pago mensual.

5 Flujo de efectivo. Elaborar un flujo de caja para los siguientes 18 meses y así establecer la estrategia adecuada para optimizarlo, o las actividades para mantener la fluidez necesaria en la operación.

6 Gastos. Es imprescindible realizar un análisis minucioso de los gastos y eliminar o reducir aquellos rubros que no afecten la operación del día a día.

7 Fiscal. Aprovechar al máximo todas las alternativas que la legislación ofrece, con el fin de cubrir las cargas fiscales conforme a la realidad del negocio. El artículo 14 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) establece la posibilidad de solicitar la reducción de pagos provisionales del gravamen a partir del segundo semestre del ejercicio en curso, disponible para ese periodo o por algunos meses.

Es vital considerar esta opción, pues muchas empresas tendrán una reducción importante en sus utilidades o incluso incurrirán en pérdidas, lo cual implicaría que los pagos provisionales que realicen en el segundo semestre se convertirán en saldos a favor luego de su declaración anual del ejercicio 2020. La siguiente página muestra un ejemplo.

  • Al hacer la proyección de los resultados para el segundo semestre de 2020, se estima una pérdida fiscal de 12 millones 905 mil 267 pesos. El coeficiente de utilidad sería cero.
  • Si la empresa no realiza el trámite para obtener la autorización de reducción de pagos provisionales, durante el segundo semestre deberá desembolsar un millón 071 mil 333 pesos.
  • En caso de obtener la autorización, estos pagos ascenderían a cero pesos. 
  • Cuando se haya presentado la declaración anual del ejercicio 2020, el contribuyente tendría un saldo a favor de 609 mil 022 pesos, derivado de los pagos provisionales efectuados durante el primer semestre del ejercicio. 
  • La empresa dispondría de un millón 071 mil 333 pesos para la operación del negocio: pagar sueldos, renta del local, créditos, etcétera, en lugar de destinarlos al pago del ISR.

C.P., P.C.F. y M.F. Ramón Miranda Lagunas
Integrante de la comisión de Finanzas y Sistema Financiero del Colegio
Socio director en Miranda Lagunas y Asociados, S.C.
ramon@mirandalagunas.com

Related Articles

Búsqueda