Veritas Online

Económico y Financiero

Cambios para mejorar la confianza

Cambios para mejorar la confianza
marzo 17
17:51 2016

México puede hacer frente al adverso entorno global si realmente se ejecutan las medidas anunciadas y con decisión se toman aquellas que se requieran adicionalmente. Los efectos directos del menor crecimiento de China pueden ser poco significativos para México, pero la contracción del comercio internacional tan acentuada y la atonía en prácticamente todo el mundo, continúan reduciendo las exportaciones de nuestro país. Algunos indicadores, especialmente los de consumo siguen mostrando un comportamiento favorable, que posiblemente permitan que la economía mexicana se mantenga como uno de los países con mejor desempeño en medio de la volatilidad mundial, sin embargo la percepción de los directores de empresas y de los consumidores parece no coincidir con dicha previsión.

Es un hecho que la confianza es un factor fundamental que contribuye, por una parte, al fortalecimiento de la inversión privada, que es la fuente principal de la creación de empleos, y por otra, incide directamente en las decisiones de consumo de los hogares, que es la base de un mercado interno fuerte. Sin embargo, los datos indican que tanto la confianza empresarial como la de los consumidores permanece en terreno negativo.

La opinión sobre el estado actual y futuro, tanto de la economía, como de las empresas y de los hogares, no anticipa una mejora importante en el ritmo de crecimiento de la economía para el presente y siguiente año, lo que sugiere que a pesar de que las medidas instrumentadas por las autoridades hacendarias y monetarias apuntan en el sentido correcto, no será hasta que se perciban resultados de bienestar generalizado cuando la confianza se convierta en un verdadero factor de impulso de la inversión y el consumo.

La percepción de que la economía seguirá débil no solo se centra en empresas y consumidores, los especialistas y autoridades también comparten esta opinión. Recientemente se dieron a conocer los resultados de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, que realizó el Banco de México durante febrero, en los que se aprecia que el pronóstico de crecimiento del PIB para el presente año se ubicó en 2.45%, porcentaje que además de representar un ajuste a la baja respecto al dato previo, fue muy inferior al 3.63% que se anticipaba en febrero del año pasado. Para el 2017 también tuvo una corrección a la baja para ubicarlo en 2.98%, con lo que por primera vez desde que se inició su sondeo, se ubica por debajo del 3.0%.

Imagen1

Asimismo, en el informe trimestral de la inflación al IV trimestre del 2015, el Banco de México modificó a la baja sus pronósticos de crecimiento del PIB para ubicarlo en un rango de 2.0% a 3.0% para el 2016 y en uno de 2.5% a 3.5% para el 2017, en ambos casos significó un ajuste de medio punto porcentual.

En este contexto es fundamental dejar claro que uno de los principales objetivos debe ser preservar el poder adquisitivo. Es por eso que toma relevancia la política monetaria en el sentido de aumentar las tasas de interés para propiciar que el tipo de cambio vuelva a niveles de equilibrio y no de una subvaluación excesiva que pudiera poner en peligro la evolución de los precios. Junto con ello es clara la necesidad de una reducción ordenada del gasto público en el mismo sentido. Estas medidas, aprovechando la coyuntura en la que los precios al consumidor no se han visto severamente afectados pese a las presiones del tipo de cambio, y que el consumo sigue al alza, deberán ser factores que incidan positivamente en los niveles de confianza.

Imagen2

Es importante también poner atención a las necesidades reales de empleos que se requieren en el país. De acuerdo con los datos del INEGI, al cierre del 2015 eran 12.6 millones las personas que requerían un empleo de tiempo completo y de calidad, 484 mil más que un año antes. La confianza de los inversionistas y de la sociedad en general es la base de una economía, toda vez que es la fuente de impulso de la inversión y el empleo. Es por ello que además del recorte al gasto y las medidas monetarias anunciadas recientemente, es igual de importante insistir en mayores esfuerzos para erradicar los elevados niveles de corrupción e impunidad que prevalecen en el país, que tienen efectos severos sobre la actividad económica y el bienestar de los hogares.

Imagen3

Solo con más inversión será posible crear empleos productivos y bien remunerados. Para lograrlo es claro que se requiere de un entorno en el que en primer lugar haya confianza y luego certeza.

Parte de la inversión privada, pública y del consumo están detenidos debido a la incertidumbre que prevalece entre los empresarios y los hogares. Consolidar un ambiente de confianza requiere resultados palpables de las políticas económicas instrumentadas y de cambios radicales y compromisos reales con respecto a la impunidad y a la corrupción. Cuando hay confianza, aumenta la inversión, mejoran los negocios y el consumo.

MÉXICO

Cifras desestacionalizadas del INEGI indican que después de tres meses consecutivos a la baja, en enero la actividad industrial tuvo un repunte mensual de 1.2%, que fue el avance más pronunciado desde noviembre del 2012. Este comportamiento respondió principalmente al incremento de 4.0% que tuvo la industria de la construcción, impulsado en su mayoría por el dinamismo con que inició el año el segmento de edificación al crecer 5.0% en el mes. En el caso de la construcción de obras de ingeniería civil (infraestructura) se observó un avance de solo 0.6%. La minería también contribuyó al mostrar un crecimiento de 1.4%, gracias al repunte de 9.5% en el rubro de servicios relacionados con la minería y al alza de 3.6% en la minería de minerales metálicos y no metálicos, excepto petróleo y gas. Por su parte, la generación de electricidad, agua y distribución de gas se contrajo 0.5%, mientras que la actividad manufacturera cayó 0.1%.

Imagen4

Tal parece que durante febrero los precios al consumidor reflejaron una poco más parte del efecto proveniente del debilitamiento del tipo de cambio. Según el reporte del INEGI, en el segundo mes del año los precios al consumidor mostraron una alza mensual de 0.44%, que fue la más alta para el mismo lapso en los últimos tres años. El subíndice de precios subyacente reportó un aumento mensual de 0.36% respondiendo en buena medida al incremento de 0.66% en el rubro de precios de mercancías no alimenticias, comportamiento que pudo haber estado relacionado con un efecto proveniente del tipo de cambio. Por su parte, el subíndice no subyacente aumentó 0.47%, resultado que provino principalmente de la dinámica que mostraron los precios del segmento agropecuario, en especial los de frutas y verduras que tuvieron una alza mensual de 2.79%. Con estos resultado la inflación anual se elevó a 2.87%.

Imagen5

Después del ligero repunte que mostró la confianza del consumidor en enero, respondiendo en buena medida a un entorno en el que resaltó el bajo nivel inflacionario con que terminó 2015 e inició el 2016, a pesar de la fuerte volatilidad cambiaria, y a la disminución de los precios de la gasolina, la coyuntura volvió a generar un ambiente de preocupación ante el posible efecto en el consumo proveniente de las medidas anunciadas por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México. En este contexto, en febrero el indicador (balance) de confianza del consumidor se ubicó en 37.8 puntos, que además de mantenerse muy alejado del nivel de los 50 puntos, tuvo una disminución mensual de 0.4 puntos y una anual de 0.7 puntos.

Imagen6

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

La Reserva Federal informó que durante enero el crédito al consumo aumentó en 10.5 mil millones de dólares, cifra que quedó notoriamente por debajo del alza de 16.5 mil millones de dólares que anticipaba el mercado. Este comportamiento respondió principalmente al aumento de 11.6 mil millones de dólares en el crédito no revolvente. Por su parte, el crédito revolvente se contrajo en 1.1 mil millones de dólares durante el primer mes del año, lo que significó su primera cifra negativa desde febrero del 2015.

Por otra parte, de acuerdo con el Departamento del Trabajo, en la semana que terminó el 5 de marzo, las solicitudes de desempleo sumaron 259 mil, 18 mil menos que la semana pasado y 16 mil por debajo del pronóstico del mercado.

Imagen7

Agenda Económica: Marzo

Imagen9

Indicadores financieros semanales

Imagen10

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: