Veritas Online

Ejercicio Profesional

Cambia el entorno del fraude en las compañías a nivel mundial

Cambia el entorno del fraude en las compañías a nivel mundial
enero 31
14:14 2014

Redacción Veritas Online

veritas@colegiocpmexico.org.mx

El último Informe Global de Kroll sobre Fraude muestra que la incidencia y costo del fraude disminuyeron el año pasado; sin embargo, el fraude sigue siendo un problema importante para todas las compañías en el mundo.

En los últimos seis años, Kroll Advisory Solutions, firma consultora de valores, ha comisionado la Economist Intelligence Unit para realizar una encuesta global de la incidencia del fraude. El Informe Global de Kroll sobre Fraude, 2012-2013, se basa en una encuesta de 839 ejecutivos senior de todo el mundo en una amplia gama de industrias y funciones-servicios financieros y profesionales; detallistas y mayoreo; tecnología, medios, y telecomunicaciones; servicios de salud y farmacia; viaje, entretenimiento, y transportes; bienes de consumo; construcción, ingeniería, e infraestructura; recursos naturales; y manufacturas.

Más de la mitad de los participantes pertenecían al Grupo C [C-Suite: funcionarios y directores corporativos], y más o menos la mitad representaban compañías con ingresos anuales de más de 500 millones de dólares. Estaban representadas todas las áreas del mundo, con 26 por ciento de Norteamérica.

Aunque la incidencia de fraude ha disminuido en general desde 2011, el 61 por ciento de las compañías reportaron que fueron golpeadas por éste cuando menos una vez. Porcentaje menor al 75 por ciento en el informe del año pasado.

El costo del fraude también bajó, de 2.1% a 0.9% de los ingresos. Lo interesante es que esta mejora global no se refleja en forma particular en los resultados de compañías de Estados Unidos. La incidencia en este país bajó de manera menos dramática, de 65% a 60%, mientras que el costo bajó de 1.9% de ingresos a 1.1%, más que el promedio global. Pese a estas noticias favorables, la incidencia y costo del fraude siguen siendo problemas importantes para la mayoría de las compañías. Hacer negocios requiere confianza para operar económica y efectivamente.

Los tres tipos de fraude que ocasionaron pérdidas y que se reportaron más comúnmente a nivel global fueron el robo de activos físicos (24%), el robo de información (21%), y el conflicto de interés de la administración (14%).

Debido a la vigilancia, las reducciones son principalmente en el fraude de abastecimiento, fraude financiero interno, corrupción, y soborno. En EU, se reportaron esta mismas causas de pérdida por fraude, pero en diferente orden: robo de información (26%), robo de activos físicos (24%), y conflicto de interés de la administración (16%). En general, permanecieron sin cambio sobre el año pasado, reflejando reducciones más modestas en incidencia y costo del fraude en comparación con el resto del mundo.

El Informe Kroll advierte contra la actitud complaciente ante el fraude. Los resultados muestran que disminuyen más rápido las preocupaciones sobre fraude que los casos mismos de fraude, y esto se hace peligroso si significa que los participantes le están dando más crédito del debido a los esfuerzos de lucha contra el fraude.

En comparación con años pasados, disminuyó de manera importante la proporción global de las compañías que se describen como alta o moderadamente vulnerables a los tres tipos de fraude que más se reportan, y Kroll sugiere que los resultados parecen estar directamente relacionados a si la compañía vivió o no algún tipo de fraude en 2012.

El porcentaje de compañías que se describieron como vulnerables al robo de activos físicos bajó de 46% del informe del año pasado a 26%. Para el robo de información, el porcentaje bajó de 50% a 30%. Y los que reportaron ser vulnerables a conflictos de interés de la administración cayeron de 44% a 23%.

En EU, las bajas fueron menos dramáticas: Robo de información bajó de 52% a 33%; robo de activos físicos declinó de 36% a 20%, y conflicto de interés de la administración cayó de 34% a 25%. De nuevo, estos resultados parecen estar directamente relacionados con si la compañía vivió o no algún tipo de fraude en 2012. La diferencia entre EU y los porcentajes globales podría sugerir que se da más atención a la vulnerabilidad al fraude en este país que en otras naciones.

El informe también muestra que se acelera la creciente tendencia de involucramiento interno o privilegiado. El perpetrador clave o uno de los causantes principales del 67% de los fraudes reportados en 2012 era alguien interno, más que el 60% del año pasado y que el 55% de 2010.

En 84% de los fraudes reportados, estaba involucrado un solo perpetrador. Esto sugiere que para prevenir muchos tipos de fraude debiera hacerse efectivo el requisito de control interno de que las personas con responsabilidades sensibles debieran tomar vacaciones forzosas, mientras otra persona las sustituye en sus obligaciones.

Otro resultado importante es que el robo de información sigue siendo una amenaza importante y multifacética a la que se sienten muy vulnerables los participantes. Según el informe, la gama interminable de fraudes de tecnología de la información (TI) sigue aumentando en variedad, frecuencia y sofisticación. Las brechas en seguridad incluyen malware [programa malicioso o dañino], un dispositivo móvil mal colocado, y un hacker [pirata] que secuestra información sensible.

Estas debilidades hacen cada vez más sensibles los activos de negocios, como secretos comerciales, datos de finanzas y de clientes, y propiedad intelectual, a los ataques cibernéticos [cyber-attacks], y 30% de los participantes anotaron que la complejidad de TI es la causa líder del aumento del riesgo de fraude.

Según Tim Ryan, de Kroll, “son cada vez más comunes los hechos de destrucción de datos por medios cibernéticos. Más que robar la propiedad intelectual de una corporación, estos atacantes destruyen los datos de una manera técnico-legal. Esto ocasiona un enorme daño a las compañías, incluyendo pérdida de producción, ingresos perdidos, costos de recuperación, y daño a la reputación”. Mike DuBose, otro experto de Kroll, asegura, “Estamos viendo más espionaje económico, mucho del cual se origina en Europa del Este y Asia”.

El Informe Kroll señala que el malentendido popular de que los hackers son actualmente el mayor riesgo no es verdadero. Los empleados, ya sea como culpables o como un punto débil, son mucho más responsables que los hackers de la pérdida de información.

En 51% de los casos donde se perdió información, la pérdida fue causada por el robo de un dispositivo tecnológico (teléfono o computadora) o por error de un empleado. La implicación de fallas de empleados fue de 35%, mientras que el “hacking” (“pirateo”) externo fue el problema en solo 17% de los casos reportados.

Quizá la parte más positiva y constructiva del informe declara que tomar más en serio la anticorrupción rinde dividendos a las compañías. Aun si un pequeño grupo de compañías tiene que hacer más trabajo, muchas más han dado pasos para mejorar su cumplimiento mediante legislación anticorrupción.

Estos pasos incluyen integrar temas de anticorrupción en sus actividades de debida diligencia, entrenar a los administradores senior de manera apropiada, y realizar una evaluación del riesgo en toda la entidad. Durante el año pasado, la prevalencia de la corrupción ha disminuido de 19% a 11%, con el mayor beneficio para las compañías que tienen programas de cumplimiento activos.

Solo 7% de las compañías con programas de cumplimiento activos reportaron haber sufrido un incidente de corrupción, en comparación con 13% de todas las otras compañías. En resumen, una cultura ética fuerte apoyada por el cumplimiento efectivo trae muchos dividendos a una compañía.

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: