Veritas Online

Eficiencia Operacional

Cadena de suministro, la actualidad de CTPAT y OEA

Cadena de suministro, la actualidad de CTPAT y OEA
agosto 01
2020

Desde 2016 se inició el proceso de actualización y modificación a los criterios mínimos de seguridad dentro del marco de EUA. Se presentan los aspectos para que empresas mexicanas puedan cumplir.

Araíz de los atentados terroristas de 2001, Estados Unidos de América (EUA) se dio a la tarea de reforzar de manera considerable la seguridad en la cadena de suministro. Durante semanas, las fronteras estuvieron cerradas y el comercio exterior, detenido.

El mundo entero debió adaptarse a las nuevas directrices. Bajo el nombre de CTPAT (Customs-Trade Partnership Against Terrorism), el gobierno de EUA delimitó los requisitos que las empresas debían cumplir para obtener la certificación que garantice una cadena de suministro segura.

Es indudable que de 2001 a la fecha el mundo ha cambiado de manera considerable, existen nuevos riesgos y amenazas. Sin conocer los impactos al comercio que habría por COVID-19, desde 2016 se inició la actualización y modificación de los criterios mínimos de seguridad dentro del marco del CTPAT.

¿Qué criterios se adicionaron?

Se sumaron 12 criterios, tres de ellos nuevos, que se agrupan en tres áreas.

Esos tres criterios atienden a las nuevas condiciones mundiales. El primero, “Visión de seguridad y responsabilidad”, se relaciona principalmente con la importancia en la seguridad y protección en la cadena de suministro, llevándolo no sólo a las áreas operativas, sino a las personas de alto nivel en la organización, de forma tal que se asuma y comunique a todos los niveles de la misma. La idea es más que cumplir: llevar los criterios a formar parte de la cultura de la organización.

Por otra parte, la diferencia que hay en tecnologías de la información de 2001 a la fecha es enorme, se sabe de casos que involucran violaciones o irrupciones a los sistemas de las organizaciones: organismos federales que se han visto afectados, uso incorrecto de los datos personales en redes
sociales, etcétera. En la actualidad no es necesario estar físicamente en las instalaciones, para ello, los servidores, la nube y las redes requieren un alto nivel de seguridad, para que algo que beneficia, como el avance tecnológico, no represente un riesgo. De ahí el criterio 4 “Ciberseguridad”.

El tercero de los criterios adicionados es “Seguridad agrícola”. Las empresas que no sean del sector podrían pensar que no les aplica, sin embargo, tomando en cuenta que el propósito más importante es el control de plagas y que las mismas pueden estar en las tarimas de madera, es un criterio que aplica a la mayoría de las empresas de manufactura que exportan a EUA. El CTPAT lo ha agregado a los famosos 17 puntos de seguridad (ahora 18).

¿Para qué le sirve una certificación CTPAT a las empresas mexicanas?

No se trata de una obligación legal para México ni EUA. Es un programa voluntario que busca demostrar la excelencia en las prácticas relacionadas con la seguridad de la cadena de suministro y es un registro que otorga beneficios a las empresas mexicanas exportadoras, tales como la reducción en el número de embarques revisados por la aduana americana, algunas excepciones en inspecciones, reducción en los tiempos de despacho, carriles fast y que el gobierno de EUA pueda elegirlas para programas piloto relacionados con la cadena de suministro, entre otros.

¿Y si ya soy CTPAT?

Las empresas que busquen por primera vez una certificación deberán cumplir con todos los criterios, incluyendo los tres que se han adicionado. Pero aquellas empresas que cuenten ya con una certificación CTPAT, no quedan excluidas y deberán asegurarse de cumplirlas al momento de su renovación.

La relación con el OEA

Desde años atrás con el NEEC (Nuevo Esquema de Empresa Certificada) el gobierno mexicano buscó llevar a las empresas a tener vigilancia en la seguridad de la cadena de suministro, este esquema se ha transformado hasta el actual OEA (Operador Económico Autorizado).

Éste último va más allá de la seguridad en la cadena de suministro. Unir los diferentes tipos de “empresa certificada” en un único esquema significó mucho más que economía en la administración de los programas para la autoridad, ya que llevó a las empresas a añadir un importante número de requisitos. Algunos de ellos de índole 100% fiscal, relacionados e importantes para la certificación en materia de impuesto al valor agregado (IVA) e impuesto especial a productos y servicios (IEPS), como la información de los socios, accionistas e integrantes del consejo de administración, cumplimiento de obligaciones fiscales y de seguridad social, entre otros, que desde luego son perfectamente justificados por el crédito que este rubro implica para las empresas.

Con ello, la autoridad fiscal ha dado una solidez al rubro OEA, tanto ante los requisitos internacionales para el reconocimiento mutuo, como para garantizar beneficios a empresas cumplidas.

¿Qué pasa con la inseguridad?

En los últimos dos años, la verificación del cumplimiento de los requisitos de CTPAT por parte del personal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) se ha visto afectada en algunas entidades de México por la recomendación de no viajar a esos lugares. La CBP ha renovado certificaciones, dejando a salvo su facultad de venir a validar en cualquier momento, por lo que es valioso que las empresas se mantengan cumpliendo.

Hace no mucho, un artículo de una experta en cumplimiento de comercio exterior expresaba de forma enfática que no se trata de cumplir para acceder a la resolución positiva de un trámite (cualquiera), sino de hacerlo para crear y desarrollar mejores prácticas que lleven a las organizaciones a un comercio exterior sano, eficiente y seguro.

Suena a compliance

A manera de conclusión, se puede ver al CTPAT como un punto que abona al compliance corporativo, el cual busca que las compañías se aseguren de mantener a salvo la responsabilidad penal de la organización, ante la posibilidad de que algunos de los actos que amenazan la seguridad puedan ser catalogados como delitos y pongan en riesgo la continuidad del negocio. Ésta es una era en la que el comercio exterior cobra más relevancia y se une a otras disciplinas de tipo legal, fiscal y operativo.

Para conocer de primera mano los lineamientos, se sugiere visitar la página web del CBP y buscar la publicación CTPAT: Customs Trade Partnership Against Terrorism en dicha plataforma, para su consulta.

L.N.I., L.D. y M.D.F. Magdalena Macías Ríos
Integrante de la comisión técnica de Comercio Exterior del Colegio
Socia Directora de AYCE Consultores, S.C.
mmacias@ayceconsultores.mx

Related Articles

Búsqueda