Veritas Online

Salud Fiscal

BEPS 2.0, nuevo impuesto mínimo

BEPS 2.0, nuevo impuesto mínimo
enero 01
2020

La OCDE continúa con el avance de la propuesta globe, que busca implementar un nuevo gravamen a escala mundial.

La segunda parte del proyecto Erosión de la Base Imponible y Traslado de Beneficios (BEPS 2.0, por sus siglas en inglés) impulsado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es un ambicioso proyecto que implica un cambio en la arquitectura del sistema fiscal internacional y se centra en resolver los desafíos fiscales que supone la digitalización de la economía, al desarrollar dos pilares de trabajo:

1 Moderniza las reglas en materia fiscal internacional, las cuales distribuyen la jurisdicción tributaria entre países. En otras palabras, modifica las reglas que definen qué países pueden gravar un ingreso y cuánto. Esta propuesta resalta que parte de la normatividad está desactualizada y obsoleta.

2 Desarrolla un conjunto de reglas interrelacionadas para evitar que las multinacionales trasladen sus utilidades a países o jurisdicciones donde no se gravan o sean gravadas a tasas muy bajas de impuestos. Este pilar también se conoce como la propuesta Antierosión Global de la Base (GloBE, por sus siglas en inglés).

¿De cuánto será la tasa del nuevo impuesto?
A pesar de ser el elemento más importante de esta propuesta, se encuentra todavía indefinida. La OCDE indica que este tema se debatirá hasta que se determinen otros factores fundamentales.

¿Cómo se pretende lograr?
Se busca que los ingresos o utilidades de las empresas que operan de manera global sean gravados con un porcentaje mínimo de impuesto. El proyecto propone un gravamen complementario sobre aquellos ingresos que no sean gravados con un umbral mínimo, hasta llegar al límite mencionado.

Para esto, se plantean cuatro reglas:

1 Inclusión de renta: grava el ingreso de una sucursal o entidad controlada cuando haya sido tasado a una cantidad efectiva menor que la mínima

2 Pagos infragravados: rechaza la deducción o impone un impuesto por pagos a partes relacionadas si el pago no fue sujeto a una tasa mínima de gravamen.

3 Inversión: se establecería en los convenios tributarios para permitir la utilización del método de acreditación, en lugar del método de exención, en ciertos casos.

4 Sujeción a imposición: establece una retención u otros impuestos en el país de la fuente de riqueza y condiciona la aplicación de los beneficios de los convenios tributarios a la existencia de una tasa mínima de gravamen.

Será necesario establecer un orden y coordinación entre las mencionadas reglas para evitar la doble tributación. Asimismo, se requerirán cambios a la legislación de cada país y a los tratados internacionales en la materia.

¿Cuál es el objetivo de globe?
Busca establecer nuevas reglas para que los gobiernos de los diferentes países puedan cobrar un Impuesto Sobre la Renta (ISR) en caso de que otros países, con el derecho primario para hacerlo, no lo hagan o cobren un impuesto muy bajo. La OCDE señala que la propuesta busca ayudar a los países en vías de desarrollo.

A diferencia del primer pilar, esta propuesta afectará a cualquier empresa multinacional, sin importar si forma parte de la economía digital o no.

¿Qué aspectos quedan por definir?
Con el objeto de continuar con el avance del proyecto, la OCDE publicó el 8 de noviembre de 2019 un documento de consulta pública, donde invitaba a cualquier interesado a comentar acerca de la propuesta, en específico sobre tres aspectos técnicos:

  1. Determinación de la base imponible (es posible al utilizar los estados financieros).
  2. Combinación de ingresos sujetos a alta y baja imposición.
  3. Exclusiones y umbrales mínimos.

Además de lo anterior, la OCDE reconoce que todavía se necesita definir aspectos para evitar doble imposición, facilitar el cumplimiento y reducir los costos administrativos, y así buscar la mayor simplicidad posible.

¿Quién está a cargo de la propuesta?
El Proyecto BEPS 2.0 está a cargo del Marco Inclusivo de BEPS, que agrupa a más de 130 países y jurisdicciones, incluido México. Sin embargo, los últimos documentos de consulta pública fueron emitidos por el secretariado de la OCDE y no representan el consenso de los diferentes integrantes del marco inclusivo, lo que refleja la falta de acuerdo y complejidad del problema que se pretende solucionar

¿Cuándo y dónde se pretende implementar?
A pesar de que se pretende que las propuestas de BEPS 2.0 estén listas a finales de 2020 para todo el mundo, se vislumbra difícil que todos los países lleguen a un acuerdo. Por eso, algunos representantes de la OCDE han mencionado que estas propuestas no necesitan unanimidad o un consenso mayoritario para funcionar. Sin embargo, esta afirmación resulta cuestionable.

Por lo general, México implementa las propuestas de la OCDE. No obstante, las propuestas de BEPS 2.0 deben ser analizadas cuidadosamente para no afectar la inversión y el crecimiento económico del país, mientras las empresas se preparan para los cambios que conlleva esta nueva normatividad fiscal internacional.

Lic. Juan de la Cruz Higuera Ornelas, LL.M.
De la Comisión de Desarrollo Profesional Fiscal del Colegio
Asociado Senior de JCH Abogados
info@jchabogados.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: