Veritas Online

Auditoría

Auditorías electrónicas ¿Están listos todos los involucrados?

Auditorías electrónicas ¿Están listos todos los involucrados?
enero 02
07:00 2017

La gran pregunta es si tanto contribuyentes como la autoridad estarán preparados para las revisiones electrónicas, pues se requiere e”ficacia del SAT y conocimiento de los usuarios.

En el transcurso de la última década, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha implementado ciertas plataformas tecnológicas, diversos procesos de inscripción, presentación de información y de pagos hasta llegar a la facturación electrónica y al diseño de un modelo de riesgos para efectos de enfocar sus actividades de fiscalización. Adicionalmente en 2014, como parte de la reforma fiscal, el SAT estableció la obligación a los contribuyentes de llevar su Contabilidad de manera electrónica y enviarla a las autoridades fiscales, utilizar el Buzón Tributario, así como estar sujetos a la revisión electrónica prevista en el Código Fiscal de la Federación (CFF).

Varios contribuyentes se ampararon al respecto; sin embargo, el pasado 6 de julio, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió la primera resolución al respecto declarando constitucional el envío de la Contabilidad electrónica, así como el proceso de auditorías vía digital.

COMIENZAN LAS REVISIONES

El SAT estableció septiembre de 2016 para comenzar el cruce de la información para detectar anomalías entre los ingresos y gastos, así como discrepancias o inconsistencias en la contabilidad electrónica. Será a través del Buzón Tributario que se notificará al contribuyente (empresas y personas físicas).

A partir del tercer trimestre de 2016, el SAT preveía realizar entre siete mil y diez mil auditorías o revisiones electrónicas como parte de esta facultad de comprobación electrónica. Con estas auditorías, el SAT busca hacer actos de fiscalización sobre rubros específicos haciendo más ágil la revisión, además de ampliar el universo de contribuyentes fiscalizados, reduciendo los plazos para concluir auditorías, disminución de costos para la autoridad y e l incremento de la percepción de riesgo en los contribuyentes.

De acuerdo con el SAT, las revisiones se harán cuando haya inconsistencias entre los ingresos declarados y el pago de los impuestos conforme a los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), así como el envío de la contabilidad electrónica.

El papel que juega el Buzón Tributario es de suma importancia, pues el SAT lo define como “un servicio que permite la comunicación entre el SAT y los contribuyentes, quienes pueden realizar trámites, presentar promociones, depositar información o documentación, atender requerimientos y obtener respuestas a sus dudas. A la vez, a través de este canal, el SAT notifica a los contribuyentes actos administrativos y da respuesta a solicitudes, promociones o consultas hechas por los contribuyentes”.

Al ser el Buzón Tributario el medio de comunicación entre la autoridad fiscal y el contribuyente, el SAT da la oportunidad de agregar hasta cinco cuentas de correo electrónico con el fin de asegurar que las notificaciones lleguen en tiempo real, pues la autoridad da por hecho que al cuarto día se leyó y comenzará a correr el plazo del proceso de la auditoría electrónica.

El CFF en el artículo 42, fracción IX, señala que las revisiones electrónicas se harán de conformidad por lo indicado en el artículo 53 B del mismo Código, el cual a la letra indica lo siguiente:

[1] Una vez que se realice la investigación al contribuyente, el SAT enviará, a través del Buzón Tributario, la notificación donde podrá incluirse una liquidación provisional.

[2] Una vez que el contribuyente reciba la notificación, contará con 15 días para dar respuesta, ya sea aceptando la liquidación provisional o proporcionando la información y documentación necesaria para desvirtuar las irregularidades señaladas por la autoridad fiscal.

[3] En caso de que el contribuyente acepte las irregularidades, podrá optar por corregir su situación fiscal en un plazo de 15 días hábiles mediante el pago total de las contribuciones contenidas en el oficio de preliquidación, además de obtener un beneficio y pagar una multa equivalente al 20% de las contribuciones obtenidas.

La autoridad podrá solicitar más información, por lo que el contribuyente contará con 10 días hábiles para recopilar y entregar la información solicitada y en el caso de que se requiera información de un tercero, el plazo puede extenderse. Una vez que la autoridad tenga la documentación, tendrá un plazo de 40 días para emitir una resolución, a excepción de que se trate de pruebas periciales donde el plazo puede extenderse de igual manera.

[4] Si el contribuyente aporta las pruebas para aclarar las irregularidades señaladas por la autoridad fiscal, esta contará con 40 días para la emisión de la resolución.

[5] Si el contribuyente no otorga pruebas dentro de los 15 días hábiles, la resolución provisional y en caso de existir un oficio, se tomará la preliquidación como definitiva mediante el procedimiento administrativo de ejecución.

RECURSOS DE APOYO

Ante cualquier discrepancia detectada por el SAT, el contribuyente, al recibir un requerimiento o notificación, podrá buscar asesoría y apoyo de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) a través del recurso denominado “acuerdo conclusivo” cuando no esté de acuerdo con los hechos u omisiones asentados en la última acta parcial, en el acta final, en el oficio de observaciones o en la resolución provisional.

Su fundamento legal está en el artículo 46 A del CFF y su principal ventaja consiste en permitir la suspensión de la auditoría fiscal. Una vez ejecutado, la Prodecon podrá organizar mesas de trabajo entre el contribuyente y la autoridad fiscal a modo de aclarar las irregularidades y la situación fiscal del mismo, siendo la propia entidad un testigo de estos acuerdos. Otra ventaja es que el contribuyente tiene derecho a la condonación de 100% de las multas, no es limitativo y puede ejercer acuerdos conclusivos subsecuentes.

CONCLUSIÓN

Si bien desde hace más de cinco décadas las personas físicas y las empresas han sido fiscalizadas a través de diversos medios, este nuevo proceso implementado, con las ventajas de eficiencia y eficacia que el SAT ha difundido, es altamente probable que se requerirá para todos los participantes (SAT, contribuyentes y Prodecon) de cierta preparación y mejoras adicionales, como:

PARA EL SAT Y PRODECON

  • Asegurarse de que el modelo de riesgo diseñado y las fuentes de información que lo alimentan estén, en primera instancia, eficazmente enfocados a los riesgos de no detectar incumplimientos de importancia y de impacto para la recaudación fiscal, y en un segundo término, sin generar un ambiente de terrorismo fiscal, buscar que se incremente en los contribuyentes la percepción del riesgo de incumplimiento fiscal.
  • Asegurarse de la funcionalidad de la plataforma tecnológica en la que se apoyarán para el análisis de la información.
  • El SAT deberá asegurarse de la suficiencia de la información y de la comparabilidad con lo que se pretende confrontar.
  • Lo que representa un enorme reto es lo referente al juicio, sobre todo en cómo asegurarse que los resultados del análisis de la información sean adecuadamente entendidos y dimensionados, de tal forma que se dé seguimiento a lo relevante y no se distraigan tiempo y recursos en diferencias insignificantes.

PARA EL CONTRIBUYENTE

  • Fortalecimiento de la cultura de cumplimiento fiscal.

  • Análisis de riesgos en materia fiscal, tanto de cumplimiento como de controversia.

  • Diseño e implementación de mecanismos que le aseguren el cumplimiento de todas sus obligaciones.

  • Fortalecimiento de los controles para prevenir, o en su caso, detectar con oportunidad errores en la contabilización y así efectuar la depuración de los registros contables de manera más oportuna y no hacerlo hasta el cierre del ejercicio, o en el llamado mes 13, y que pueda ser motivo de inconsistencia y en consecuencia solicitud de aclaración.

  • Finalmente, dejo espacio para una reflexión sobre una frase de Albert Einstein: “Entre las dificultades se esconde la oportunidad”.

C.P.C. y P.C.CO. Elien Ramírez Barrientos

Integrante de la Comisión Apoyo al Ejercicio Independiente – Sur

rb.despachocontable@gmail.com

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: