Veritas Online

Cumplimiento

Auditoría forense, nueva perspectiva

Auditoría forense, nueva perspectiva
abril 01
2020

¿Qué la hace diferente de la tradicional y cómo se lleva a cabo? Se presenta un acercamiento a esta forma de prevenir y evitar contingencias en la empresa.

Este tipo de auditoría se enfoca en la investigación, revisión, análisis y prevención (ambiente de control interno óptimo) para que la administración de recursos en una empresa sea confiable, transparente y eficiente, así como en constatar que se cumpla con lo que se dice en los informes periódicos de aplicación de recursos vs. operación, y detectar las áreas con errores, mejoras o, en su caso, posibles delitos.

En la actualidad, este concepto y actuar de la auditoría forense es una cosmovisión de los auditores internos o externos. Al ser tan amplia, sobrepasa lo dictado en el campo de acción de la auditoría tradicional y lo que se pensaba que era, pues va más allá de la revisión y los señalamientos sobre lo que se hizo o no se hizo, sobre lo correcto incorrecto.

Es una asesoría de mejora continua, de capacitación, de acompañamiento al logro de objetivos de corto, mediano y largo plazo para las empresas y los entes de gobierno.

Por qué se necesita en México

Las empresas en el país generan 67% del empleo y más del 62% del Producto Interno Bruto (PIB); por lo tanto, un golpe por cualquier delito probable a una sola empresa o a un grupo de ellas puede desencadenar daños colaterales con consecuencias sociales mayores en el país, como desempleo, bajo nivel de consumo, bajo pago de créditos, aumento de tasas de interés, desabasto, etcétera.

Este sector empresarial, al no tener normativas de cumplimiento (como las que cotizan en la Bolsa), es más vulnerable a enfermedades financieras como fraudes internos (trabajadores, entre familiares socios, etcétera), así como corrupción interna (abuso de poder, información y falta de control interno) y externa con entes de gobierno (proveedores) u otras empresas en relaciones comerciales de bienes y servicios, como clientes y proveedores.

Al tener esta vulnerabilidad sería importante que cuenten con un equipo multidisciplinario de detección temprana, tratamiento de errores, irregularidades y probables delitos operativos y financieros, así como la mejora continua socioeconómica. 

Hasta 2018, en México:

• 83% de las empresas son familiares
• Más de 70% son pymes
• Generan 67% del empleo del país
• Generan más de 62% del PIB mexicano

El auditor forense y su equipo

Muchas veces, los empresarios y directivos, por la falta de cultura de prevención, desconocimiento, falta de interés o tiempo, o negligencia, no tienen la visibilidad de que su responsabilidad va más allá de hacer negocios, dado que con los cambios en leyes y emisión de nuevas, tienen responsabilidad directa o compartida penal o civil en medida del daño ocasionado y de las funciones que tienen en su cargo, nombramiento, participación social, registros ante autoridades, participación en negociaciones (intermediarios y brockers).

En resumen, sus funciones son: investigación, detección, corrección, prevención y mejora continua con efectos positivos a largo y corto plazo. Por otra parte, para que sea efectiva la auditoría forense, tendrá que llevarse a cabo mediante un equipo multidisciplinario compuesto por un auditor especialista en el ramo de la empresa a analizar, contador público, auditor forense (efectos financieros, fiscales, contables) y, en su caso, abogado (visión de probables daños civiles o delitos), Esta actividad debe permitir el conocimiento técnico, financiero y legal de lo que sucede en la empresa y comunicarlo a los interesados, ya sea directos o terceros (afectados).

Medicina y vacuna

Al ser investigador y detector, el auditor forense es el médico cirujano financiero. Su deber es:
• Analizar hechos para saber de qué enfermedad o irregularidad se trata.
• Estudiar las entrañas de la empresa para saber y entender su operación y funcionalidad actual.
• Detectar agentes responsables de enfermedad dentro del ente económico (trabajadores, directivos o socios, etcétera).

En lo particular, aquí comienza la integración del conocimiento legal que todo auditor forense debe tener sobre las responsabilidades civiles y penales en caso de incumplimientos o daños a terceros, así como juntar las evidencias posibles que comprueben la responsabilidad de los agentes patógenos.

• Comunicar las opciones de tratamiento para la erradicación de los agentes de enfermedad y para regularizar la operación, o, en su caso, la mejor opción posible para evitar mayores daños de los ya causados.
• Difundir las medidas de prevención de repetición o que sucedan otros malestares que pudieran agravar la situación de la empresa.

Puntos a considerar
• Permite a pymes y empresas que no cotizan en Bolsa contar con un área especializada para prevenir y actuar.
• Ayuda a obtener evidencia real y constatable (materializar los hechos, en el sentido legal).
• Asigna responsabilidades sobre los trabajadores, supervisores, gerentes y directores de las constructoras.
• Estudia y sugiere el control adecuado, mejora continua y actualización de instrumentos legales como contratos con clientes, proveedores y trabajadores.
• Realiza estudios de riesgos sobre clientes y proveedores.
• Analiza el ambiente de control interno de cobros y pagos, resguardo de información legal y financiera.
• Revisa el tiempo y la estructura del personal.
• Realiza un esquema de actualización, capacitación, prevención y mejora continua.

Objetivo y visión actuales
El empresario quiere cuidar su patrimonio y el sector público el erario, por lo que la auditoría forense es la solución para ambos, entendida como la disciplina que aplica la práctica de revisión física y, por lo tanto, de cumplimiento del objeto social para el que fue hecho el ente económico, al tomar como pilar la técnica contable-financiera, legal, y de especialidad aplicable, mediante un sistema de análisis de causas y efectos, pruebas, evidencias y materialización de hechos para detectar, medir y prevenir probables irregularidades, delitos y riesgos que puedan causar un daño a la empresa y a terceros, así como identificar áreas de oportunidad, que crea beneficios (ahorros, mayores ingresos) con la mitigación de riesgos.

Es decir, se entiende como la evaluación de procesos, del control interno y responsabilidades existentes en todos los niveles de administración, operación y gobierno para la detección de irregularidades y sus responsables, mediante indicadores, patrones de conducta, entre otros que ayudan a ver la anormalidad.

Por último, cabe destacar que los empresarios y mandos directivos de gobierno se tienen que sensibilizar en que conviene una inversión en auditoría forense de manera preventiva y regularizadora realizada por externos, ya que previene pérdida de dinero y tiempo en contingencias legales, en robos de material, en fraudes de proveedores, daños a terceros, corrupción, lavado de dinero, entre otros, con el fin de evita cierre de empresas y pérdidas de empleos.

Asimismo, ayuda a difuminar el riesgo legal y financiero en empresas y entes de gobierno respecto a la responsabilidad penal y civil que conlleva su operación, tanto como sociedad, como por alguno de sus trabajadores, directivos, socios o servidores públicos.

El equipo de auditoría forense deberá componerse por mínimo tres profesionistas: personal técnico, personal administrativo-financiero
(contador, financiero) y personal legal (abogado).

C.P. y L.D. María de Lourdes Pinzón Escalante
Auditora forense y perito contable
Socia de firma de asesoría financiera y legal CONTART
De la comisión de Apoyo al Ejercicio de la Peritación
lourdes.pinzon.escalante@gmail.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: