Veritas Online

Auditoría

Auditor independiente: Cambios en el informe de auditoría

Auditor independiente: Cambios en el informe de auditoría
octubre 01
06:00 2016

En esta segunda parte del artículo se detallan las modificaciones, por ejemplo, la incertidumbre material de negocio en marcha, la otra información y las responsabilidades del auditor.

En la primera parte de este artículo, que se publicó en la edición de septiembre de Veritas, se describieron los principales cambios en las primeras tres secciones del informe del auditor. A continuación se hace los mismo con los cambios al resto de las secciones y las conclusiones del artículo.

[1] Incertidumbre material de la entidad como negocio en marcha. Después de la sección de Asuntos Relevantes de Auditoría (ARA o Key Audit Matters, como se definen en inglés), el informe continúa con esta nueva sección. En ella debe revelarse la incertidumbre identificada y la referencia a las revelaciones de la administración en los estados financieros, si estas fueron apropiadas, ya que, si no lo fueron, no se obtuvo evidencia o se da cualquier otro de los casos que plantea la Norma Internacional de Auditoría, NIA 570 revisada, se debe incluir una modificación en la opinión o una revelación en la sección de ARA.

La NIA 570 establece las responsabilidades del auditor de concluir si hay una incertidumbre material relacionada con eventos o condiciones que puedan originar una duda significativa sobre la capacidad de la entidad para continuar como un negocio en marcha; basadas principalmente en la propia evaluación de la administración de este supuesto y si las bases contables de negocio en marcha utilizadas por la administración para la preparación de sus estados financieros son apropiadas. Algunos de los cambios relevantes en el informe del auditor independiente son:

Si la administración no reveló apropiadamente el efecto de eventos o condiciones que puedan originar una duda significativa sobre la capacidad de la entidad para continuar como un negocio en marcha, aun cuando no repercuta en una incertidumbre material, la opinión del auditor deberá modificarse con una salvedad.

Si se tiene esta situación, pero sí se reveló adecuadamente por la entidad, el asunto se debe incluir como un ARA en la sección correspondiente. Un ejemplo de revelación cuando se identifica una incertidumbre material de la entidad como negocio en marcha y las revelaciones de la administración al respecto en sus estados financieros son apropiadas, es:

Llamamos la atención de la Nota 6 a los estados financieros consolidados, que indica que la entidad incurrió en una pérdida neta de $XXX durante el año terminado el 31 de diciembre de 201X y, que a esa fecha, los pasivos a corto plazo de la entidad excedieron sus activos circulantes por $XXX. Como se menciona en dicha Nota, estos eventos o condiciones junto con otros asuntos que se revelan en la Nota 6, indican la existencia de una incertidumbre material que puede originar una duda significativa sobre la capacidad de la entidad para continuar como un negocio en marcha. Nuestra opinión no ha sido modificada por este asunto.

Además, el auditor deberá revelar haber cumplido con su obligación de informar esta incertidumbre a los órganos de gobierno corporativo y, dependiendo de las regulaciones del país o a las que esté sujeta la entidad, deberá evaluar comunicarlo al ente regulador o autoridad correspondiente.

Office Concept Collage

Cuando no hay incertidumbre material ni algún evento o condición que puedan originar una duda significativa sobre la capacidad de la entidad para continuar como un negocio en marcha, las NIA no requieren hacer revelaciones en el informe del auditor independiente.

[2] Otra información. Una nueva sección en el informe es la relativa a la “Otra información”, que se define como aquella información financiera o no financiera (aparte de los estados financieros y el informe del auditor independiente) incluida en un informe anual de la entidad, que puede constituirse de uno o varios documentos preparados de acuerdo con lo dispuesto en las leyes o regulaciones a las que está sujeta cada entidad (NIA 720 modificada). En esta sección, el auditor deberevelar que la administración es la responsable de la otra información, qué la integra y que no expresa una opinión sobre la misma. Pero debe revelar su responsabilidad de leerla y evaluar si es materialmente consistente con los estados financieros o con su conocimiento obtenido durante la auditoría, o bien, si parece estar materialmente distorsionada. En ese caso, revelar haber cumplido su obligación de informarlo a los órganos de gobierno corporativo y, de no haberse corregido, describir en el informe del auditor independiente en qué consistió la distorsión material.

[3] Responsabilidades de la administración y de los órganos de gobierno. Se debe incluir una sección específica para describir, además de las responsabilidades de la administración, las del gobierno corporativo, si las tuviera, en el proceso de supervisión del proceso de información financiera de la entidad, lo cual es novedoso. Aparte de las revelaciones existentes sobre la responsabilidad de la administración sobre la preparación y presentación razonable de los estados financieros conforme al marco normativo contable aplicable, ahora debe mencionarse la evaluación que debe efectuar sobre la capacidad de la entidad para continuar como negocio en marcha y de lo apropiado de las bases contables utilizadas y revelaciones incluidas en los estados financieros (NIA 700 revisada).

[4] Responsabilidades del auditor. Se describen con mucho mayor detalle en el nuevo informe, incluso, se da la opción de incluirlas en un apéndice por separado o por referencia a un sitio de internet de alguna autoridad “apropiada” que las contenga, en los países donde esto aplique. El informe debe firmarse y fecharse, pero ahora debe incluirse el nombre del auditor responsable de la auditoría y ya no la firma del despacho de contadores al que pertenece el auditor, en aquellos casos en que así se efectuaba.

CONCLUSIONES

El nuevo informe del auditor independiente dinamizará el papel del auditor externo como responsable en la generación de confianza y certidumbre de la información financiera, y dará la oportunidad a las entidades de hacer evidente su disposición y apertura a la transparencia.

Para el auditor, la comunicación de los asuntos relevantes de auditoría será un reto desde su identificación y redacción para transmitir apropiadamente cada asunto en su justa dimensión, así como una oportunidad de hacer más evidente la importancia de la auditoría a través de la descripción de su trabajo y responsabilidades, a un nivel de detalle jamás revelado.

Para el gobierno corporativo y la administración de las entidades, el principal reto será tomar un papel activo, enfocado en obtener resultados contundentes para la resolución de cada asunto relevante que satisfaga a los usuarios de la información financiera, con una apertura constante a la transparencia y generación de información de la más alta calidad.

C.P.C. Gilberto Leonardo Pereda Careaga
Socio de auditoría en Deloitte e integrante del
Consejo Editorial de la revista Veritas
lpereda@deloittemx.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: