Veritas Online

Cumplimiento

Armonización contable: cambio de paradigma

Armonización contable: cambio de paradigma
junio 01
2020

Realizar el sistema electrónico único de registro permitiría a la SHCP controlar de mejor manera los registros contables y presupuestales, así como eficientar la fiscalización de entes públicos.

A finales de 2008 salió publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Ley General de Contabilidad Gubernamental (LGCG), después de un gran
esfuerzo de trabajo de varias instituciones de gobierno y organizaciones no gubernamentales, la cual entró en vigor el 1.º de enero de 2009. Su objetivo es establecer los criterios generales que regirán la contabilidad gubernamental y la emisión de información financiera de los entes públicos, con el fin de lograr su adecuada armonización, es decir, unificar todos los sistemas contables que se utilizaban en ese momento por todos los entes públicos y conseguir un registro contable armonizado y en tiempo real.

Un objetivo ambicioso, pero necesario, ya que antes de la emisión de la citada ley, el registro de las operaciones contables y presupuestales de los entes públicos no tenía ninguna estandarización, por lo que se podían encontrar para una misma operación registros diferentes en cada ente
público, esto no sólo dificultaba la fiscalización de los recursos públicos, sino también la integración de la cuenta pública que el Ejecutivo federal tiene que entregar al Congreso de la Unión por medio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Hacia una mejor fiscalización de entes públicos La LGCG abarca todos los puntos necesarios para tener una armonización contable funcional y correcta, al establecer un Manual de Contabilidad Gubernamental estandarizado, del cual emanan todos los manuales de contabilidad de los entes públicos, lo que permite un registro uniforme para operaciones iguales —y lo que se considera todavía más importante— una mejor fiscalización de los recursos públicos, ejercidos por los entes públicos.

A lo largo de estos 11 años, el Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC) ha emitido una serie de normativa aplicable a los entes públicos, en busca de consolidar la armonización contable de los registros contables
y presupuestales del ejercicio del presupuesto y registrando con base en una contabilidad patrimonial, por lo que se refiere al gasto de inversión. En este sentido, se puede observar que las decisiones del CONAC son tomadas por los tres órdenes de gobierno: federal, estatal y municipal, lo que le da un consenso nacional a la normativa emitida.

Después de la entrada en vigor, el CONAC informó en noviembre
de 2019 que «en el segundo periodo de evaluación se obtuvo una calificación nacional de ‘Cumplimiento medio’ de 74.79%”. En este
sentido hay varias cosas que se necesitan para que ese cumplimiento sea de
100%, pero una de las principales es realizar un “sistema electrónico único de registro” para todos los entes públicos, ya que a lo largo de estos años se han ejercido millones de pesos por todos los entes públicos para realizar sus sistemas de registros. Esto ha ocasionado que se tenga una variedad de sistemas en toda la administración pública federal paraestatal, que no ha permitido estandarizar la fiscalización en línea o electrónica al tener varios sistemas para el registro.

Y a pesar de todos los recursos ejercidos e invertidos en diversos sistemas de contabilidad por la Administración Pública Federal todavía se pueden encontrar entes públicos que utilizan un paquete Aspel COI para sus registros contables, en los que la conciliación manual que el ente público tiene que realizar con las cifras presupuestales es extenuante. Así como
implementaciones de sistemas integrales de contabilidad por los entes públicos que nunca funcionaron y por los cuales se pagaron varios millones de pesos.

En la última publicación de la relación de entidades paraestatales de la administración pública federal, publicada en el DOF el 15 de agosto de 2019, existen 202 entidades paraestatales y cada una de ellas tiene un sistema de contabilidad. El Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019 publicado en el DOF el 28 de diciembre de 2018, en su artículo 2, primer párrafo, establece que: “El gasto neto total previsto en el presente Presupuesto de Egresos importa la cantidad de 5 billones 838 mil 059 millones 700 mil pesos y corresponde al total de los ingresos aprobados en la Ley de Ingresos”.

Por lo anterior, la SHCP a través de la Unidad de Contabilidad Gubernamental y de la mano de Infotec, que es el centro de investigación especializado en el desarrollo de tecnologías de la información y comunicación de la Administración Pública Federal, deben realizar el “sistema electrónico único de registro”, lo que permitiría detener el gasto desproporcionado que ha originado crear o comprar los sistemas electrónicos de registro y que  nunca funcionaron de manera correcta o
lo hicieron a medias. De esta manera la SHCP podrá controlar de mejor manera los registros contables y presupuestales, pero lo que es más importante, la ASF como todos los entes fiscalizadores podrán realizar su tarea de manera más expedita y mucho más eficiente.

Tener un sistema electrónico único de registro permitiría realizar una fiscalización en tiempo real, ya que al contar con una clave de consulta, la ASF podría monitorear el ejercicio del gasto en el mismo instante que cualquier ente público realice el registro de la operación correspondiente,
podría identificar al instante el ejecutor del gasto, pero también al proveedor y en su caso a los beneficiarios, así como la fuente de financiamiento de dicho programa, prácticamente se podrían
realizar análisis.

En el siglo XXI no se puede seguir con registros no sincronizados en una gran base de datos, se tiene que cambiar el paradigma del registro contable y presupuestal y por ende el de la fiscalización; realizarla utilizando las herramientas electrónicas con la unificación de un sistema electrónico
único de registro sería de gran ayuda para el trabajo que deben realizar los
contadores públicos en la Administración Pública Federal y para la ASF una herramienta fundamental para el combate a la corrupción, no habría un solo peso que no se pudiera monitorear; es decir, identificar tendencias para poder enfocar los esfuerzos de revisión en esas distorsiones del ejercicio presupuestal.

C.P.C. Walter L. García Trejo
Vocal Consejero de la AMDAD
wgarciatrejo@yahoo.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: