Veritas Online

Recientes

Aplicación práctica del Régimen de Incorporación Fiscal

Aplicación práctica del Régimen de Incorporación Fiscal
noviembre 01
09:21 2014

Mucho se ha escrito y explorado respecto del Régimen de Incorporación Fiscal, sin embargo no deja de representar un tema de actualidad y gran interés para un número importante de contribuyentes y miembros del ámbito contable fiscal, por lo que abordaremos los aspectos esenciales del Régimen.

De acuerdo con la exposición de motivos que sustenta la Iniciativa de Decreto por el que se expide la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente a partir de enero de 2014, el Régimen de Incorporación Fiscal surge con el objetivo de promover la formalidad de las personas físicas que realicen actividades económicas para las que no requieran título profesional.

Se trata de un régimen transitorio que ofrece un tratamiento especial a quienes opten por él durante un máximo de 10 años, de tal manera que una vez que el contribuyente haya alcanzado la madurez y estabilidad fiscal, transite al régimen general aplicable a todos los contribuyentes.

También pretende facilitar para este sector de contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y pago de impuestos.

A continuación se exponen los puntos fundamentales de este régimen, para conocerlo de manera práctica.

1. ¿Cuáles son los beneficios fiscales? En el caso del ISR, en el primer año de tributación se tendrá una reducción en el pago del impuesto equivalente al 100 %, que irá disminuyendo gradualmente en un 10 % cada año hasta llegar a una reducción del 10 % en el décimo año.

En materia de IVA e IEPS, para el ejercicio 2014, existe un estímulo fiscal equivalente al 100 % del monto que de estos impuestos se deban pagar cuando los contribuyentes únicamente realicen actividades con el público en general y no trasladen ni acrediten cantidad alguna de estos impuestos.

No obstante, se tiene la posibilidad de seguir aplicando este estímulo, aún cuando en algunos de los comprobantes se traslade en forma expresa y por separado el IVA o el IEPS, en cuyo caso habrá que pagar dichos impuestos exclusivamente por esas operaciones, pudiendo acreditar el IVA o el IEPS en la proporción que represente el valor de las actividades en las que se haya efectuado el traslado expreso, del valor total de las actividades del bimestre.

Adicionalmente, estos contribuyentes también gozan de beneficios en materia de seguridad social.

2. ¿A quién está dirigido? A las personas físicas que vendan productos o presten servicios que no requieran de un título profesional y que obtengan ingresos hasta de 2 millones en el ejercicio anterior, pudiendo obtener adicionalmente salarios e intereses siempre que el importe total no exceda de 2 millones en el año anterior. Así, pueden optar por este régimen plomeros, electricistas, herreros, pequeños comerciantes etc.

Es importante mencionar que los contribuyentes que al 31 de diciembre de 2013 hubieran realizado actividades empresariales en términos del Régimen General y del Intermedio, pudieron presentar aviso para tributar en el Régimen de Incorporación Fiscal si sus ingresos en ese ejercicio no excedieron de 2 millones.

Por otro lado, no pueden tributar este régimen, los socios de personas morales cuando obtengan ingresos o remanentes de ellas; exista relación comercial o influencia de negocio entre personas con quienes se tengan parentesco; se realicen actividades relacionadas con bienes raíces, actividades a través de fideicomiso o asociación en participación; se trate de comisión, mediación (en estos casos pueden tributar si no exceden del 30 % de los ingresos totales), agencia, representación, correduría, consignación y distribución; espectáculos públicos y franquiciatarios.

3. ¿Cómo cumplir con las obligaciones fiscales? El SAT ha desarrollado un sistema de registro fiscal denominado “Mis Cuentas” a través del cual capturarán sus ingresos y gastos y presentarán sus declaraciones, pudiendo emitir comprobantes fiscales en la misma aplicación, utilizando su RFC y Contraseña.

Las personas que en 2013 hubieran tributado en el Régimen General o  Intermedio y hayan optado por tributar en el régimen que nos ocupa a partir de 2014, podrán presentar las declaraciones bimestrales definitivas en el “Servicio de Declaraciones y Pagos”. Importa puntualizar que aun cuando se opte por este servicio para el envío de la declaración, se debe cumplir con el registro de ingresos y gastos en la aplicación “Mis Cuentas”.

En el caso de operaciones con el público en general, tanto en el registro de ingresos, como en el comprobante global, se podrá anotar la expresión “operación con el público en general” sin trasladar el IVA e IEPS.

4. ¿Cuándo se presentan las declaraciones? El cálculo y entero de los impuestos se deben cumplir en forma bimestral teniendo el carácter de pagos definitivos, a más tardar el último día del mes siguiente al bimestre que corresponda la declaración.

La declaración del primer bimestre de 2014 debió presentarse en julio; segundo y tercer bimestres en agosto.

5. ¿Por qué causas se debe abandonar el Régimen? Además de superar el límite de 2 millones, cuando no se presente en plazo la declaración bimestral 2 veces consecutivas o en 5 ocasiones durante 6 años.

Sin embargo, según proyecto de la 4a Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal, si se presentan las declaraciones de 2014, a más tardar en enero de 2015, no se ubicarán en el supuesto señalado.

CONCLUSIÓN 

En la práctica, los lineamientos y procedimientos que regulan este régimen no han sido de tan fácil aplicación como se promovió ante los contribuyentes, por lo que en este sentido no se han alcanzado las expectativas de simplificación administrativa deseadas, sin embargo la autoridad se ha esforzado por alcanzar dicha simplificación buscando alternativas que coadyuven a su logro.

Muestra de ello es la reciente publicación del Decreto por el que se otorgan beneficios fiscales a quienes tributen en el Régimen de Incorporación Fiscal que entrará en vigor a partir del 1 enero de 2015, a través del cual se reitera el interés del gobierno federal por eliminar la complejidad en el cálculo y pago de impuestos de los pequeños contribuyentes y por fomentar la formalidad de las personas físicas con actividades empresariales que tienen capacidad administrativa limitada.

Esperamos que en breve este Régimen logre los objetivos para los cuales fue creado y sean palpables los beneficios para los contribuyentes de este sector y para la economía del país.

 

C.P.C. Pedro Solís Cámara Jiménez Canet

Integrante de la Comisión Fiscal del Colegio

pedro@soliscamara.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: