Veritas Online

Internacional

Aplicación del T-MEC durante la contingencia

Aplicación del T-MEC durante la contingencia
junio 01
2020

¿Cuáles son los aspectos clave a considerar en la implementación de medidas para el cumplimiento del acuerdo comercial entre México, EUA y Canadá? Se presenta una revisión de lo que ha sucedido y se espera hasta hoy.

Después de un atropellado proceso de discusiones y negociaciones que ha durado casi dos años, hasta finales de marzo de 2020, parecía que todo avanzaba para pasar del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC); incluso aumentaba la certidumbre de inversionistas, importadores y exportadores de la región.

No obstante, al mismo tiempo, la pandemia del COVID-19 ya se había propagado por el mundo y fue declarada emergencia global por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ante lo cual los países tomaron distintas medidas económicas y sociales para enfrentar la crisis.

Las consecuencias económicas y comerciales de la pandemia se han hecho sentir con restricciones en el tránsito de personas, cierre de puertos, atrasos en la operación por procesos de revisión más estrictos en puntos de entrada y paros técnicos o reducción de producción que han desestabilizado a las cadenas de suministro.

Sin embargo, el avance en un acuerdo tan relevante para la región tenía que continuar e incluso acelerarse debido a la potencial suspensión de actividades.

La entrada en vigor

Formalmente, las notificaciones correspondientes se concluyeron entre las partes. En este sentido, el tratado señala que entrará en vigor noventa días después de que el último país notifique que ha cumplido con los procedimientos de ratificación, que corresponderá al 1.º de julio de 2020.

Es importante señalar que los tratados requieren reglamentaciones uniformes, es decir, cuáles serán “las reglas del juego”, y todavía hay gran expectativa sobre estos lineamientos, sobre todo en relación con los nuevos requerimientos en las reglas de origen.

¿Cómo operar mientras entra el T-MEC?

Mientras el T-MEC no sea aplicable, el TLCAN se mantiene vigente y podrán utilizarse los beneficios correspondientes y, por lo tanto, la operación regional se mantendrá activa.

¿Cuándo se espera contar con las reglamentaciones uniformes?

Antes de la fecha de entrada en vigor del tratado; deberán incluir el detalle sobre el cumplimiento de disposiciones, en especial aquellas relacionadas con el origen de mercancías.

Es importante que estas reglamentaciones estén alineadas a la legislación local. Sin embargo, en determinados casos, podría haber instrucciones de implementación provisionales que permitan una transición suave del TLCAN al T-MEC.

¿Qué aspectos hay que considerar para la transición?

Por una parte, el propio tratado considera periodos de transición, sobre todo en lo relacionado con el cumplimiento de las reglas de origen para productores de vehículos de pasajeros o camiones ligeros; en este sentido, la Secretaría de Economía en México ya publicó información relevante sobre el proceso de inscripción en el régimen de transición alternativo.

Por otra parte, es importante utilizar esta crisis para pensar en la nueva forma de operar; en definitiva, el COVID-19, las tensiones comerciales y la presión por reducir costos han orillado a plantear nuevos modelos operativos y puede aprovecharse esta coyuntura para planificar, observando las condiciones que implica el T-MEC:

  • Identificar estrategias que permitan seguir aplicando beneficios arancelarios bajo las nuevas reglas; esto incluye modificaciones en producción e incluso en las cadenas de suministro.
  • Implementar tecnología para asegurar la trazabilidad de la operación desde el origen de los materiales hasta la entrega del producto terminado.
  • Rediseñar o mejorar procedimientos de cumplimiento y evaluación que permitan cumplir las formalidades del tratado y contar con el soporte adecuado.
  • Considerar el uso de centros de evaluación de origen regionales, donde se valoren y emitan certificados de origen para los tres países.
  • Diseñar el proceso de capacitación y comunicación de las nuevas regulaciones, tanto para las personas involucradas en las actividades de logística o cumplimiento de comercio internacional, como para aquellos involucrados en toda la cadena de suministro; la capacitación a compradores es indispensable para cumplir las nuevas disposiciones.

Por último, hay dos aspectos clave a considerar en la implementación de medidas para el cumplimiento del T-MEC:

1 Podrían existir medidas que tomarán más de tres meses para implementarse de manera adecuada.

2 En principio, el tratado tendrá una vigencia de 16 años a partir de su entrada en vigor, pero la extensión de este periodo es incierta.

L.C.I. Berenice Egure Hidalgo
De la comisión Fiscal Técnica de Comercio Exterior del Colegio
Socia de Comercio Internacional y Aduanas en KPMG, México
begure@kpmg.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: