Veritas Online

Desarrollo y Capacitación

Aplicación de tratados fiscales en pagos al extranjero

Aplicación de tratados fiscales en pagos al extranjero
septiembre 22
2020

En México no se ha firmado aún la aplicación de los tratados multilaterales, es un tema que se encuentra en el senado, y con ello, en espera de las fechas de entrada en vigor en los países involucrados.

En Latinoamérica se encuentran algunos tratados bilaterales que buscan evitar la doble imposición, pero los multilaterales se complican porque cada país debe llenar el formato con sus consideraciones, anotar los países que considera deben estar y esperar a que se llegue a un acuerdo común. Para explicar la implicación fiscal de este tema, el Colegio transmitió el 22 de septiembre, por medio de Webex, el curso “Aplicación de tratados fiscales en pagos al extranjero”, organizado por la comisión Fiscal Internacional, con la participación de Alejandro Calderón Aguilera, César Catalán Sánchez y Santiago Llano Zapatero, integrantes de la misma.

Durante su participación, Santiago Llano explicó que cada país tiene sus propios criterios fiscales, por lo que un esfuerzo para que no exista doble tributación conlleva décadas en revisión, con la salvedad de que también los negocios que se hacen ahora son totalmente distintos a hace años y por ello los temas y la regulación se vuelven cada vez más complejos.

Llano compartió que los modelos guía que se utilizan para acordar tratados multilaterales son tres: OCDE (preferencia al país de residencia), ONU (primacía al criterio de fuente) y de EUA (específico y combinado de los anteriores); en ellos los países establecen sus derechos de lo que tienen que gravar.

El ponente comentó que los tres elementos esenciales bajo los que juegan los tratados fiscales son: residencia de la persona; fuente, que es donde se presta el servicio, y tipo de ingresos con los que se mueve el concepto de pagos al extranjero.

Por su parte, Alejandro Calderón mencionó que en el proyecto BEPS quedó inconclusa la regulación de la economía digital en el instrumento multilateral, porque resulta difícil dar residencia (o fuente) a quién está prestando la actividad, ya que no requiere presencia física.

Por esta situación, el G20, cuya reunión prevista es en octubre, discutirá dos puntos importantes:
• ¿Cómo darle nexo a ciertas jurisdicciones de mercado en donde se explota la economía digital y cuánto se le atribuye ya existiendo la potestad tributaria, es decir, el derecho del Estado a gravar?
• Cómo evitar competencias fiscales nocivas entre los países, como el caso de la falta de recaudación.

Ahondó en que en la ONU existe una propuesta para darle fuente a servicios digitales automatizados que usan algoritmos para crear valor en el país del mercado, que es donde esté el lugar del pagador.

Por su parte, César Catalán, quien fungió como coordinador del curso, explicó los antecedentes del tratado multilateral, como acuerdo a través del cual se implementan las acciones de BEPS. Explicó que al entrar el multilateral no se deja de lado el tratado; ya que el primero permite entender o complementar la implementación de éste después de la interpretación de la OCDE y sumar las observaciones de ambas partes respecto a definición de intereses o reglas antiabuso.

Catalán comentó que la entrada de un acuerdo multilateral se compone al cumplir 5 pasos: revisar la entrada en vigor, tener cubiertos los convenios de ambos países, reservas y disposiciones opcionales, notificación de disposiciones existentes y la aplicación de éstas.

María del Carmen Gutiérrez
Jefa de comunicación y contenidos
cgutierrez@colegiocpmexico.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: