Veritas Online

Seguimos Contando

Aniversario, honor a quien honor merece en la historia del Colegio

Aniversario, honor a quien honor merece en la historia del Colegio
septiembre 01
2019

En el marco del aniversario del Colegio, me permito narrar cómo se obtuvo el terreno para construir el edificio sede, así como todas las acciones realizadas para alcanzar ese objetivo y la enorme labor que representó reunir los fondos para edificarla. Con la intención de reconocer el esfuerzo realizado por más de 250 contadores públicos, escribo lo siguiente:

En abril de 1980 apareció en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto mediante el que se enajenaba a título gratuito y a favor del Colegio el terreno con superficie de 3,500 m2. En él se construyeron nuestras actuales instalaciones, que abarcan más de 10,000 m2.

En un principio la intención era obtener un edificio con áreas adecuadas para desempeñar las funciones del Colegio, que en aquel entonces se realizaban en una oficina de 100 m2; sin embargo, los inmuebles que el Departamento del Distrito Federal (DDF) estaba en posibilidad de donar tenían un deterioro considerable y su restauración podría representar un costo superior al de una construcción nueva, por lo que se decidió elegir el terreno donde ahora se ubica el Colegio.

Ya con el decreto en la mano, nos dimos a la tarea de armar una estructura que nos permitiera conseguir los recursos financieros para la construcción y en una reunión con el maestro Gustavo Mondragón Hidalgo, Raúl Robles Segura y Gustavo de la Serna, acordamos formalizar un patronato y organizar una campaña financiera para reunir los fondos.

Como paso inicial, se contrataron los servicios de procuradores de fondos, quienes nos orientaron sobre los eslóganes y procedimientos para visitar a potenciales donantes y darles la oportunidad de otorgar un donativo destinado a promover la excelencia profesional del contador público.

La campaña requirió la integración de un buen número de contadores públicos que se sumaran a los esfuerzos. La respuesta a esta convocatoria fue excepcional, pues se armó una estructura integrada por un presidente, 27 vicepresidentes y 216 encargados de difundir la campaña y recabar los fondos.

Las actividades se desarrollaron durante más de dos años, el tiempo requerido para obtener la cantidad de recursos necesaria.

Durante este periodo, los esfuerzos realizados fueron inéditos y verdaderamente extraordinarios. Cada semana se organizaron desayunos para dar a conocer los donativos recibidos, mismos que se anotaban en un pizarrón para observar el avance de lo recaudado.

Cabe destacar la entrega y el apoyo brindado a esa causa por Raúl Robles Segura, quien fuera de sus horas de oficina coordinaba las acciones de recaudación de los donativos básicos, así como la participación de Javier de la Paz, quien estuvo a cargo de la tesorería de la campaña, cuyo estado de origen y utilización de fondos fue auditado por la firma Ruiz Urquiza y Cía.

El entusiasmo, esfuerzo y entrega de cada integrante de la campaña es indescriptible, y su reconocimiento quedó plasmado en el testimonio de gratitud que se exhibe en la entrada del edificio: “Honor a quien honor merece”.

C.P.C. y P.C.CA. José Carlos Cardoso C.
Socio Director de MGI Bargalló Cardoso y Asociados
jcardoso@bargallo.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: