Veritas Online

Fiscal

Análisis, aplicación del IEPS por consumo de diésel

Análisis, aplicación del IEPS por consumo de diésel
mayo 01
2019

Con la finalidad de no monetizar el estímulo obtenido en 2018, la LIF para el ejercicio 2019 no contempla la posibilidad de acreditar el IEPS contra el ISR retenido a terceros.

El artículo 16 de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el Ejercicio Fiscal de 2019 contiene un estímulo fiscal para los contribuyentes que realicen actividades empresariales y consuman combustibles automotrices, diésel y combustibles no fósiles, en los siguientes usos:

1.En maquinaria en general como combustible, excepto vehículos. 

2. En vehículos destinados al transporte público y privado, de personas o de carga y turístico, para uso automotriz. También gozan de este estímulo las personas que utilicen combustibles fósiles que no sea para fines de combustión, en sus procesos productivos, para elaborar otros productos. Estos combustibles son, entre otros, el propano, butano, gasolina, gas avión, turbosina, keroseno, diésel, combustóleo, coque de petróleo y de carbón, y el carbón mineral.

El estímulo consiste en acreditar, contra el Impuesto Sobre la Renta (ISR) del ejercicio a cargo del consumidor del combustible, el equivalente al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), causado por el vendedor o importador del diésel y los otros combustibles.

El objetivo del estímulo es que el IEPS no forme parte de los costos de producción y servicios de esos consumidores de combustibles, siempre y cuando el beneficiario del estímulo cause, al menos, un ISR equivalente al IEPS pagado en la adquisición e importación de los combustibles.

Este estímulo se ha incluido desde 1999 en la LIF con algunas variantes. Por ejemplo, en aquel año sólo fueron beneficiarios del estímulo los contribuyentes de los sectores agrícola, ganadero, pesquero y minero. Además, podían acreditar el IEPS no sólo contra el ISR a su cargo, sino también podían acreditarse contra el ISR retenido, contra el abrogado Impuesto al Activo (IA), e inclusive contra el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

DISPOSICIONES VIGENTES EN 2018 Y 2019

En 2018, el IEPS podía acreditarse contra el ISR a cargo del contribuyente en el mismo ejercicio en que se determinaba el estímulo, o contra las retenciones a terceros por concepto del ISR, efectuadas en el mismo ejercicio (consultar segundo párrafo del numeral 2 de la fracción II, del artículo 16 de la LIF de 2018). Además, la disposición señalaba que los transportistas industriales que utilizaran los combustibles en procesos distintos a los de la combustión podían hacer el acreditamiento del IEPS, aun en los pagos provisionales del ejercicio en que se realizaran los gastos (consultar el tercer párrafo de las fracciones IV y VI del artículo 16 de la LIF de 2018).

A partir de enero de 2019, y para los tres casos de adquisición de combustible (para combustible en maquinaria, autotransporte y en procesos productivos), únicamente podrá acreditarse el IEPS contra el ISR “causado en el ejercicio que tenga el contribuyente, correspondiente al mismo ejercicio en que se importe o adquiera” el combustible. Es decir, a partir de 2019, la LIF no contempla la posibilidad de acreditar este estímulo contra el ISR retenido a terceros, y tampoco expresamente menciona la posibilidad de realizar el acreditamiento desde los pagos provisionales a cuenta del ISR anual a cargo del contribuyente.

Al respecto, el Ejecutivo Federal expresó lo siguiente en la exposición de motivos de la Iniciativa de la LIF de 2019: “[…] tal como se ha realizado en ejercicios fiscales anteriores […] somete a consideración de esa soberanía que se dé continuidad a los estímulos fiscales previstos en leyes precedentes, en las fracciones I a VI del apartado A del artículo 16 de la LIF para el ejercicio fiscal de 2019”. Y puntualiza: “Los estímulos fiscales mencionados, con excepción del establecido en la fracción III del apartado A del artículo 16, tienen en común que, una vez determinados, son acreditables contra el ISR; sin embargo, se estima que algunas disposiciones deben ser ajustadas a fin de evitar la aplicación indebida de dichos beneficios fiscales, por lo que se propone que su acreditamiento proceda únicamente contra el ISR causado por el contribuyente en el ejercicio fiscal, de forma tal que no se aplique contra el ISR retenido a terceros, ya que en ese caso no se trata de un impuesto propio del beneficiario del estímulo y, por otro lado, que no se permita el acreditamiento contra los pagos provisionales que vaya realizando el contribuyente, debido a que cuando dichos pagos son mayores al ISR del ejercicio causado por el contribuyente o se obtenga pérdida fiscal, la devolución de los pagos provisionales o la compensación del saldo a favor implica una monetización de los estímulos mencionados, siendo que éstos deben tener como límite el ISR causado por el contribuyente”.

El contribuyente podría acreditar el IEPS desde los pagos provisionales a cuenta del impuesto del ejercicio”.

ANÁLISIS DE LAS DISPOSICIONES VIGENTES EN 2019

El texto de la LIF de 2019 ya no contempla la posibilidad de acreditar el IEPS contra el ISR retenido, tampoco prohibió expresamente acreditar el IEPS contra los pagos provisionales del ISR del ejercicio; sobre esto, el texto de la exposición de motivos parece señalar que ese acreditamiento no sería posible si diera como consecuencia que el impuesto del ejercicio fuera inferior a los pagos provisionales, de tal suerte que resultara, en consecuencia, un saldo a favor sobre el cual el contribuyente tuviera el derecho a solicitar su devolución.

En efecto, lo que la exposición de motivos parece prohibir es que el contribuyente monetice el estímulo fiscal, pero bien podría acreditar el IEPS desde los pagos provisionales a cuenta del impuesto del ejercicio, sobre la base que al determinar el impuesto a cargo o a favor del ejercicio sólo considere acreditable contra el impuesto anual el ISR que efectivamente hubiera enterado, es decir, sin tomar en cuenta el IEPS acreditado en los pagos provisionales, con lo que se lograría el objetivo de no monetizar el estímulo. Desde luego, al determinar el ISR a pagar en el ejercicio, podría acreditarse el IEPS hasta por el ISR del ejercicio.

El criterio anterior fue incorporado en la publicación anticipada de la resolución, facilidades administrativas para los sectores agropecuario y del autotransporte para 2019, por ello, lo más conveniente sería incluir una regla similar en la Resolución Miscelánea Fiscal para 2019, a fin de brindar una mayor seguridad jurídica a los contribuyentes que acrediten el IEPS contra el ISR del ejercicio desde que realicen los pagos provisionales.

Independientemente de lo anterior, los pagos provisiones del ISR forman parte del ISR causado en el ejercicio a que hacen referencia los párrafos terceros de las fracciones II (numeral 2), IV y VI del artículo 16 de la LIF para el ejercicio fiscal de 2019, que permiten acreditar el IEPS, por lo que en principio no debiera existir problema alguno en realizar este acreditamiento, siempre y cuando, esto no dé como consecuencia la monetización del estímulo.

C.P.C. Pedro Carreón Sierra
Socio de PwC
pedro.carreon@pwc.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Twitter

Hoy Lunes 22 de Julio de 2019 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de $18.80 Pesos vía https://t.co/FV2iYDjN8l

Encontrar talento que permita a las organizaciones descifrar sus datos y cuyo costo es elevado y los resultados inciertos; sobre todo si se considera que la fuga de talento es un riesgo latente. Un artículo de Jorge Ponga vía @VeritasOnlieMX.

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: