Veritas Online

Capital Humano

Alianzas estratégicas: Cómo innovar para la excelencia empresarial

Alianzas estratégicas: Cómo innovar para la excelencia empresarial
mayo 01
2016

La creatividad y la innovación sellarán la diferencia en las organizaciones y serán la base del nuevo modelo de gestión que, apoyado por la investigación, el desarrollo y la tecnología, construirá un proceso integral.

Para las organizaciones innovadoras resulta esencial nutrirse de muchas ideas, pero también implementar un proceso para hacerlas tangibles y productivas. Si establecemos proporciones se dice que “10% se atribuye a la generación de ideas y 90% a la implementación”.

  • Reconocimiento a la excelencia empresarial. En un diario de economía y negocios encontré este llamativo título: “Y tú, ¿a quién admiras? La excelencia empresarial merece ser reconocida”, con un listado de ocho criterios para evaluar a las diez mejores empresas del país y las más admiradas, los cuales asocié —por una relación natural— en tres grupos:
    • G1: Visión estratégica, manejo financiero, estrategia comercial y de marketing.
    • G2: Liderazgo gerencial, gobierno corporativo, responsabilidad social empresarial.
    • G3: Capacidad de innovación, gestión del talento.

Si bien todos son importantes, destaco el tercer grupo (G3), que incorpora dos elementos que corresponden al modelo de negocio que se propone para el éxito organizacional, el cual debe estar basado en la innovación y en las personas.

  • La creatividad es la generación de ideas originales, útiles y eficaces que  generen valor; mientras que la innovación representa el uso y aplicación de esas ideas que se traducen en un nuevo producto, servicio o proceso que se valida económicamente en el mercado o en la empresa.

El cambio no se limita a la innovación y el desarrollo (I&D) y la tecnología. I&D genera nuevo conocimiento que contribuye al proceso de innovación. Por su parte la tecnología constituye un soporte de la innovación, al dotarle de herramientas útiles para simplificar tiempo y esfuerzo.

La innovación supone revolucionar el mercado con un producto o servicio que resuelva un problema y mejore la calidad de vida.

El proceso de innovación parte de un insumo: la idea creativa, original que se inspira en las necesidades y problemas no resueltos. Estas ideas se procesan, apoyadas en I&D y tecnología, y se genera un producto innovador: un bien, un servicio o un proceso nuevo o mejorado; obteniendo el problema resuelto o la necesidad satisfecha, que debe generar un impacto de mejora en la calidad de vida de las personas y organizaciones (véase Figura).

  • El modelo de negocio para la innovación. Para que la innovación se internalice en la organización es imprescindible un modelo de negocio que le dé soporte, pues la innovación no es un “don” que baja del cielo y se instala en la empresa. Se requiere que este concepto se incorpore en la estrategia, en la cultura, en la infraestructura; se desarrollen alianzas estratégicas entre empresa, estado y universidad, y se implemente el outsoursing investigativo.

Con el planeamiento estratégico, se puede proyectar el crecimiento a través de la innovación de los productos y el desarrollo de las personas, alineando los objetivos organizacionales y personales.

Se debe crear la cultura de innovación, de cambio continuo. Los colaboradores cambiarán su “chip”, de tal forma que puedan ver lo oculto y tengan una actitud y pasión por innovar.

La infraestructura para la innovación implica contar con una estructura organizacional que les dé a las personas empoderamiento en todo nivel, crear ambientes lúdicos y creativos que permitan salir de la rutina y dar paso al genio creativo, tener procesos innovadores documentados que canalicen el conocimiento para que la cultura sea sostenible y no esporádica; y aplicar incentivos y premios no solo económicos, sino también de reconocimiento sincero.

  • Las alianzas son un factor clave. Es fundamental desarrollar un ecosistema de innovación entre entidades del mundo corporativo, estatal y académico. También pensar en un servicio de outsoursing en investigación, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas emprendedoras que no pueden implementar este aparato especializado.

La innovación debe formar parte del código genético de la empresa. Debe estar incorporada en la estrategia, cultura e infraestructura.

La participación del Estado es vital, a través del financiamiento público, los incentivos tributarios para quienes inviertan  en investigación y la implementación de un fondo de capital de riesgo.

ARGUMENTACIÓN

El modelo organizacional que aspire a la excelencia empresarial deberá considerar, entre otros, dos elementos esenciales: la innovación y la gestión del talento, que miden actualmente el valor de la organización; esto se comprueba con los estudios externos, con base en los atributos del management moderno.

La innovación no se reduce a creatividad, I&D o tecnología, sino que los incluye dentro del proceso de transformación como componentes y soportes para la generación de productos innovadores. La creatividad proporciona el insumo, I&D, el conocimiento y la tecnología herramientas simplificadoras.

La innovación podría aleatoriamente aparecer fortuitamente y no volver nunca más, pero para que se convierta en una práctica diaria debe respaldarse en la estrategia, en la cultura y en una infraestructura que se crea dentro de la organización mediante la gestión del cambio, del talento y del conocimiento.

También está la creencia de que la innovación se desarrolla de forma reservada e interna; lo cierto es que se necesita de un ecosistema donde puedan existir alianzas y compromisos externos a la organización que faciliten y potencien la innovación.

CONCLUSIONES  

La innovación y las personas son la base de todo modelo organizacional que se oriente a la excelencia; atributos esenciales para medir el valor de una organización.

La innovación es diferente a creatividad, I&D y tecnología, pero están relacionados y por lo general actúan en conjunto para generar un producto innovador que mejore la calidad de vida; son componentes y/o soportes de la innovación.

La innovación, como práctica constante y planificada, debe formar parte del código genético de la organización; debe estar incorporada en la estrategia, la cultura y la infraestructura.

Es fundamental desarrollar alianzas estratégicas como la del trinomio empresa-Estado-universidad para generar ecosistemas de innovación, e implementar servicios de outsoursing en investigación, sobre todo para medianas empresas emprendedoras.

C.P.C.C. Patricia R. Llanos Ocampo
Integrante de la Comisión Interamericana de Administración y Finanzas de la AIC. Jefe de Presupuesto de la Universidad Ricardo Palma – Perú
pattylloc@hotmail.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Búsqueda

Twitter

Felicitaciones por su entrega y profesionalismo. #DíaDelContador

Los requisitos para solicitar a la Secretaría de Energía los permisos previos con vigencia de un año para la importación y exportación de hidrocarburos y petrolíferos ya están en vigor. Un artículo de Antonio González Rodríguez.

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: