Veritas Online

Realidades y contrastes

Al otro lado de la brecha

Al otro lado de la brecha
agosto 01
2020

Esta crisis ha ocasionado severos daños en todos los ámbitos, ha alterado el ciclo de negocios y está obligando a replantear el funcionamiento “natural” al que estábamos acostumbrados. Muchos negocios han cerrado y otros se encuentran en condiciones financieras graves. No serán sólo el ánimo y el entusiasmo lo que nos ayude a salir. Se requerirá contar con el apoyo de especialistas en áreas clave, como el segmento de ventas y mercadotecnia,
el área de producción, de entrega del servicio o del manejo central del negocio, la parte de finanzas y contabilidad acompañada del área legal, recursos humanos y el equipo de dirección.

El éxito será diferente para cada uno. Reconócelo, acéptalo, vive con él y disfrútalo. ¡Perseverancia, paciencia y entusiasmo son las mejores herramientas para llegar al otro lado de la brecha!».

No bastará la experiencia o el entendimiento del negocio en la era antes de COVID-19; tenemos que trabajar sobre un camino pedregoso y con muy pocas provisiones. Las negociaciones se vuelven la principal herramienta para tener aliados y apoyos en este momento de reconstrucción. Es vital integrar al equipo que te acompañará, por ello es necesario establecer las reglas para iniciar este proceso. Se vale replantear todo: valor de los productos, de los servicios, modelos de crédito, plazos y condiciones para realizar los pagos, horarios y modalidades de trabajo. El valor de cada una de las actividades, bienes y servicios aporta para entender los tiempos de recuperación.

Los nuevos pilares sobre los que se recomienda operar a las empresas, los podemos resumir en una palabra: actúa. Me explico:

Adaptabilidad. Es necesaria una constante medición de las actividades, de los resultados y de las personas. Conforme los analices se tendrán que hacer ajustes. Repite lo que funciona y mejora o sustituye lo que no te brinde resultados. Al crear reglas de consumo lograrás impactar en la conducta de tus compradores. La empresa tardará en atender esta nueva filosofía, no desesperes, la pareja ideal de la adaptabilidad es la paciencia.

Comunicación. Dejar de informar algo puede ser costoso. Debes lograr que la comunicación mejore en tiempo, calidad y contenido. Los procesos de retroalimentación son los más valiosos en este momento; líneas claras y abiertas con clientes, proveedores o prestadores de servicios. Las cadenas de suministro –al igual que nosotros– se están adaptando a las nuevas realidades. Un ambiente de confianza y colaboración genera mejores condiciones en la comunicación.

Transmutación. Convierte las malas experiencias, errores, fallas y desaciertos en oportunidades de mejora. Ocupa a todo tu talento humano, delega, supervisa y mide los resultados. Las personas que colaboran contigo fomentarán la reconstrucción y el crecimiento.

Uniformidad. Una vez que se encuentren las nuevas formas y fórmulas, hay que proceder con la estandarización: lograr que todos lo hagan de la forma correcta, ¡de la nueva forma! Esta filosofía se fortalecerá con la congruencia, la uniformidad y la estandarización que se logre implementar.

Aprendizaje. Vivimos una etapa de creación y reconfiguración, es importante que cualquier aprendizaje –por mínimo que sea– se capitalice. Hay que mantenerse atentos y observar todo. Abrirse a todas las posibilidades entendiendo los riesgos y beneficios. El equipo de trabajo ayudará a crear mejoresmanuales y políticas, “nuevos secretos” y fórmulas.

M.C.I. y C.P.C. Juan Carlos Bojorges Pérez
Presidente del Colegio de Contadores Públicos de México
jbojorges@colegiocpmexico.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: