Veritas Online

Sostenibilidad

Agenda 2030 para el DS, alianza mundial para su cumplimiento

Agenda 2030 para el DS, alianza mundial para su cumplimiento
agosto 01
2019

Ante los retos del cambio climático, los integrantes de la Asamblea General de la ONU desarrollaron un documento con objetivos y metas de alcance mundial, así como una unión internacional para permitir la cooperación en la materia, evaluar avances e intercambiar experiencias.

Los 193 estados que conforman la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), acordaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (DS), la cual se integra por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas de alcance mundial y de aplicación universal, las cuales abarcan las vertientes de desarrollo social, económico y ambiental para conseguir un progreso multidimensional de largo plazo, bajo el lema: no dejar a nadie atrás.

Con la finalidad de analizar en qué medida se alcanzan los ODS y las metas, será necesario que los sectores público, social y privado recurran a la evaluación, entendida como la valoración, sistemática e imparcial, del diseño, la implementación o los resultados de una intervención, ya que ésta permitirá determinar la pertinencia, eficacia, eficiencia, economía, impacto y sostenibilidad de las medidas emprendidas para alcanzar un verdadero DS, el cual consiste en satisfacer las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las propias.

ALIANZA MUNDIAL PARA EVALUAR EL CUMPLIMIENTO DE LA AGENDA 2030

En la Agenda 2030 se estableció el ODS 17, relacionado con fortalecer los medios de implementación y revitalizar la Alianza Mundial para el DS, en el que se reconoce que será necesario establecer uniones entre múltiples interesados que movilicen e intercambien conocimientos, especialización, tecnología y recursos financieros, con el fin de apoyar el logro.

En este contexto, un área de oportunidad, con amplio potencial de contribuir al cumplimiento de la Agenda 2030, es la conformación de una alianza estratégica mundial para evaluar los avances conseguidos, mediante el establecimiento de una red de redes que permita la cooperación en esta materia, sobre todo en lo relacionado con el intercambio de conocimientos, metodologías y experiencias con el propósito de crear una comunidad abierta de conocimiento en los planos internacional, regional y nacional.

El marco de colaboración de la alianza propuesta podría centrarse en cuatro vertientes:

• La transferencia y el desarrollo conjunto de conocimientos, metodologías y técnicas.
• La capacitación para la formación y especialización de evaluadores.
• El intercambio de experiencias y lecciones aprendidas.
• La práctica de evaluaciones coordinadas o entre pares.

Cabe señalar que, en actualidad, existe una diversidad de organismos de carácter internacional, regional y nacional involucrados en el fomento y la práctica de la evaluación, así como el desarrollo de conocimientos y metodologías en esta materia.

Entre las principales partes interesadas o stakeholders que podrían contribuir a la conformación de la alianza mundial se encuentran:

Plano internacional. El Grupo de Evaluación de las Naciones Unidas (UNEG, por sus siglas en inglés), el Grupo de Evaluación Independiente (IEG, por sus siglas en inglés), La Organización Internacional para la Cooperación en Evaluación (IOCE, por sus siglas en inglés), la Asociación Internacional de Evaluación de Desarrollo (IDEAS, por sus siglas en inglés), la Red Internacional de Evaluación de Políticas Públicas (RIEPP), el Foro Mundial de Parlamentarios(as) por la Evaluación (GPFE, por sus siglas en inglés), la Iniciativa Internacional para la Evaluación de Impacto (3ie), el Laboratorio de Acción contra la Pobreza Abdul Latif Jameel(J-PAL), el Centro para Evaluación y Asesoría Culturalmente Responsiva (CREA, por sus siglas en inglés), EvalPartners; la organización Better Evaluation, y el Centro de Recursos para la Evaluación (ERC, por sus siglas en inglés).

Plano regional. El Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados (CLEAR, por sus siglas en inglés), la Red de Seguimiento, Evaluación y Sistematización en América Latina y el Caribe (ReLAC), el Fomento de Capacidades en Evaluación en Costa Rica y otros países de América Latina (Foceval), la Sociedad Europea de Evaluación (EES, por sus siglas en inglés), la Asociación AsiaPacífico de la Evaluación (APEA, por sus siglas en inglés), la Asociación Africana de la Evaluación (AfrEA), la Deutsches Evaluierungsinstitut Der Entwicklungszusammenarbeit (DEval), y la Oficina de Evaluación y Supervisión (OVE).

• Plano nacional. Este ámbito corresponde a las Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional (VOPE, por sus siglas en inglés), las cuales son asociaciones de evaluación sin fines de lucro que están abiertas a profesionistas involucrados en el tema. Sus principales características son:
o Voluntariedad. No benefician a ninguna entidad individual o corporativa. Están abiertas la que quiera unirse.
o Organización. Cuentan con un proceso democrático e inclusivo para elegir a los líderes de la organización. Asimismo, comparten información abiertamente entre todos los miembros sobre las diferentes oportunidades de participación al interior de las mismas.
o Evaluación profesional. Evaluar es una profesión, y como tal, las VOPE son organizaciones, cuyos miembros realizan, utilizan y encargan evaluaciones, y promueven el empleo de evaluadores profesionales para realizarlas.

En el marco de la alianza mundial para evaluar el cumplimiento de la Agenda 2030 propuesta, las VOPE podrían colaborar entre sí como se indica a continuación:

Norte-Sur. Por ejemplo, la American Evaluation Association (AEA), con la Academia Nacional de Evaluadores de México (ACEVAL).
Sur-Sur. Como la Uganda Evaluation Society (UEA, por sus siglas en inglés), con la Rede Braisiikn Brasileira de Monitoramento e Avaliação.
Triangular. Por ejemplo, la Red Argentina de Evaluación (EvaluAR), la Sociedad Canadiense de Evaluación (CES, por sus siglas en inglés) y la Sociedad Australiana de Evaluación (AES, por sus siglas en inglés).

CONCLUSIONES

La alianza mundial para evaluar el cumplimiento de la Agenda 2030 propuesta permitiría aprovechar las capacidades y conocimientos ya existentes en la materia, con el propósito de que la evaluación sea un instrumento efectivo que permita analizar y dar seguimiento a los avances en los ODS; detectar las problemáticas que se presenten y obstaculicen su cumplimiento, así como identificar los factores decisivos del éxito.

Para ello, cada una de las partes interesadas deberían abogar, desde su ámbito de acción, porque la evaluación se utilice como un insumo para la toma de decisiones de los sectores público, social y privado, con la finalidad de dar retroalimentación y generar aprendizajes sobre los resultados de las medidas emprendidas para alcanzar el DS. Asimismo, es necesario que las partes interesadas difundan los beneficios de las evaluaciones practicadas a las intervenciones realizadas desde los sectores público, social y privado, a fin de que esta actividad, lejos de verse como un obstáculo que se interpone en las acciones instrumentadas para el cumplimiento de los ODS, se perciba como un aspecto clave para la mejora continua.

Lic. en C.P. y A.P. Carlos Miguel Gómez Márquez
Integrante de la Academia Mexicana de Auditoría al Desempeño
cmgomez@asf.gob.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: