Veritas Online

Capital Humano

Adiós a las juntas de conciliación y arbitraje

Adiós a las juntas de conciliación y arbitraje
mayo 01
2020

Las reformas constitucionales y la legislación laboral ya han sido publicadas, por lo que a continuación se comentarán los retos de las juntas de conciliación y arbitraje, federal y locales, ante el nuevo sistema de justicia laboral.

En 2017 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto a través del cual se reformaron los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos con la finalidad de replantear la justicia laboral, la cual deberá ser impartida por tribunales dependientes del Poder Judicial; la creación de un sistema de conciliación prejudicial, y el aseguramiento de la libertad de negociación colectiva.

Derivado de lo anterior, el 1.º de mayo de 2019 se publicó en el DOF el decreto a través del cual se reforman diversas disposiciones en materia de justicia laboral. Se estableció una serie de obligaciones y plazos para llevar a cabo la implementación de forma gradual, con la finalidad de que las autoridades responsables tengan la oportunidad de planear la transición al nuevo sistema propuesto en materia de justicia laboral, entre otros aspectos.

Situación en México

De acuerdo con lo señalado en el Diagnóstico preliminar sobre el estado actual de la justicia laboral en México 2019, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) presentaba 438 mil 008 asuntos en trámite, los cuales se encuentran en distintas etapas procesales. Por su parte, las juntas locales de conciliación y arbitraje, al 30 de junio de 2019 presentaban 643 mil 183 asuntos en distintas etapas procesales, pendientes de concluir.

Derivado de lo anterior, a través de la reforma realizada a diversas disposiciones en materia de justicia laboral, se busca dar celeridad a la resolución de conflictos individuales y colectivos.

Nuevo sistema

A través de la reforma en materia de justicia laboral se da lugar a la sustitución de las juntas de conciliación y arbitraje por los centros de conciliación y tribunales adscritos al Poder Judicial, con la finalidad de asegurar la impartición de justicia pronta y expedita. Por esto, a través del nuevo sistema de justicia laboral, se propone que para la resolución de los conflictos laborales las partes acudan de manera obligatoria a un procedimiento de conciliación y, sólo en caso de que no se llegue a un acuerdo, se inicie un procedimiento judicial ante los tribunales adscritos al Poder Judicial.

Estrategia Nacional para la Implementación del Sistema de Justicia Laboral

Para llevar a cabo lo dispuesto en la reforma en materia de justicia laboral, se creó el Consejo de Coordinación para la Implementación de la Reforma al Sistema de Justicia Laboral, integrado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Poder Judicial de la Federación, la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia y la Conferencia Nacional de Secretarios del Trabajo. De acuerdo con lo determinado por el Consejo de Coordinación, la implementación del nuevo sistema de justicia laboral se llevará a cabo en tres momentos.

En la actualidad, los grupos interinstitucionales de los diez estados que integran la primera etapa se encargan de armonizar sus leyes locales con la reforma laboral, así como en el plan de trabajo correspondiente para concluir los asuntos en trámite y ejecutar de manera eficaz los laudos, con la finalidad de llevar a cabo el cierre de las juntas de conciliación y arbitraje. De igual forma, la JFCA trabaja para llevar a cabo la implementación del nuevo sistema de justicia laboral conforme a lo establecido por el Consejo de Coordinación. En este sentido, los centros de conciliación y los tribunales locales deberán estar funcionando en su totalidad a más tardar el 1.º de mayo de 2022 y el Centro Federal de Conciliación y los tribunales adscritos al Poder Judicial de la Federación, deberán entrar en funciones a más tardar el 1.º de mayo de 2023.

Es preciso señalar que, posterior a las fechas indicadas, las juntas de conciliación y arbitraje continuarán operaciones con la única finalidad de concluir los expedientes que se encuentren pendientes de resolución, por lo que la recepción de nuevos asuntos colectivos e individuales corresponderá a los centros de conciliación y a los tribunales del Poder Judicial.

De acuerdo con lo señalado en el plan de trabajo para la conclusión de los asuntos en trámite y la ejecución eficaz de los laudos, así como para el cierre de la JFCA, se prevé que existe riesgo en la correcta implementación y seguimiento de estrategias derivado de la insuficiencia presupuestal, toda vez que no hay certeza de que se cuente con los recursos necesarios para ejecutar del plan de trabajo.


Conclusiones

La reforma constitucional y la reforma a la legislación laboral ya han sido publicadas, por lo que el reto será cumplir con los cronogramas establecidos por las juntas de conciliación y arbitraje federal y locales, en conjunto con el Consejo de Coordinación, para implementar la reforma al sistema de justicia laboral, ante el riesgo de insuficiencia presupuestal señalado.

Así, se puede concluir que aún queda un largo camino por recorrer en la implementación del nuevo sistema de justicia laboral, el cual debiera estar funcionando en su totalidad a nivel local en 2022 y federal en 2023.

Lic. David Gerardo García Morales
De la comisión representativa ante Organismos de Seguridad Social del Colegio y Socio de Chevez Abogados
dgarcia@chevezabogados.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: