Veritas Online

Entorno

Acuerdo para el fortalecimiento de las instituciones del Estado Mexicano

noviembre 11
09:11 2014

El Banco de México dio a conocer los resultados de la Encuesta de Expectativas de los Especialistas del Sector Privado correspondiente a octubre, en la que como ya anticipábamos la semana pasada, hubo una nueva corrección a la baja en el pronóstico de crecimiento del PIB, tanto para el presente como para el próximo año, respondiendo al débil comportamiento que ha mantenido la actividad productiva prácticamente hasta el tercer trimestre del año. El pronóstico de los especialistas apunta a que durante el 2014 el PIB crecerá 2.30% y para el 2015 el avance será de 3.72%.

El deterioro de las expectativas macroeconómicas refleja en buena medida el hecho de que los efectos que se esperaban por la simple aprobación de las reformas estructurales no se han dado con la fuerza que se anticipaba, además de que el impulso del exterior también ha sido moderado y el mercado interno aún sufre los efectos de la débil confianza de los consumidores.

No obstante, hay otros elementos que siguen fortaleciéndose como factores que pueden limitar el avance de la economía, y que incluso han superado la relevancia de factores económicos como la política fiscal, el debilitamiento del mercado interno o la inestabilidad financiera internacional.

La inseguridad, de acuerdo con la encuesta de los especialistas del sector privado, se ha convertido en el principal factor que puede limitar el crecimiento, mientras que para la población mayor de 18 años es el que encabeza sus principales preocupaciones.

El problema no es trivial puesto que para erradicarlo es necesario que al mismo tiempo se tomen acciones inmediatas en contra de la corrupción, impunidad, ausencia de estado de derecho y falta de transparencia. Esto es preocupante puesto que a sabiendas de que es un problema grave que data de ya varios años y que ha generado un costo importante para el país, es evidente que los esfuerzos realizados para erradicarla no han tenido el éxito esperado.

En el 2008 ya se reconocía que la sociedad mexicana estaba notoriamente afectada por la impunidad, la corrupción, la falta de coordinación entre las autoridades, así como por un ambiente de inseguridad y violencia. Evidentemente en este contexto, la población exigía una respuesta rápida y contundente para corregir esta situación. Para ello en ese año se firmó el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad que contaba con ocho premisas para enfrentar el entorno de inseguridad que se vivía.

No obstante, la inseguridad siguió fortaleciéndose para convertirse en un factor importante en contra del dinamismo de la economía. Ante esto, en el 2012 se signó el Pacto por México, en donde se establecía que “El principal objetivo de la política de seguridad y justicia será recuperar la paz y la libertad disminuyendo la violencia, en específico se focalizarán los esfuerzos del Estado Mexicano para reducir los tres delitos que más lastiman a la población: asesinatos, secuestros y extorsiones”, para lo cual se plantearon cinco acciones.

Evidentemente estos esfuerzos no fueron suficientes si vemos los datos oficiales acerca de la inseguridad. De acuerdo con los más recientes resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Inseguridad Pública (ENVIPE) 2014, se aprecia que en los últimos años el número de delitos mantuvo un comportamiento al alza desde 2010 al igual que la cifra negra en materia de denuncia de delitos. Esto refleja el poco éxito que han tenido la autoridades para reducir la inseguridad, propiciando una percepción negativa de la población en cuanto a la confianza en las instituciones encargadas de ejercer la ley.

A pesar de que confianza es una percepción subjetiva, se ha ido fortaleciendo como un factor que puede estar inhibiendo un mayor dinamismo de diversas variables económicas. Es importante recordar que la percepción de los consumidores e inversionistas sobre el entorno es fundamental en el desempeño de diversos indicadores.

Cuando existen elementos que inciden negativamente en la confianza, la población se vuelve más cautelosa a la hora de consumir, situación que se refleja en una debilidad del mercado interno. Asimismo, cuando se deteriora la confianza de los inversionistas puede redundar en un menor flujo de recursos para invertir, afectando el principal motor del crecimiento.

Si se quiere robustecer las reformas estructurales y propiciar un ambiente en el que empresas y personas se desarrollen eficientemente con el objetivo de fortalecer un ritmo de crecimiento alto y sostenido, se debe insistir en la instrumentación de políticas que den una rápida respuesta para corregir los problemas de inseguridad, impunidad, corrupción, ausencia de estado de derecho, y transparencia.

La sociedad está convencida de que el país no puede mantener un entorno de este tipo, de tal manera que se han escuchado voces a favor de impulsar y apoyar un Acuerdo para el Fortalecimiento de las Instituciones del Estado Mexicano, que coadyuve a erradicar todos estos problemas de impunidad, corrupción y por ende de inseguridad. A este Acuerdo, que es de la sociedad y por la sociedad, deben integrarse las autoridades correspondientes y el Ejecutivo, de tal manera que reconozcan suya esta responsabilidad. Solo de esta manera será posible conjuntar la fuerza necesaria para generar el ambiente propicio para estimular un mayor dinamismo de la economía y bienestar de la sociedad.

MÉXICO

De acuerdo con el sistema de indicadores cíclicos que elabora el INEGI, la actividad económica muestra un mejor desempeño en los últimos meses, aunque es claro que el ritmo de avance de la actividad productiva todavía es débil. El indicador coincidente, que refleja el estado general de la economía se ubicó en los 99.9 puntos durante agosto, lo que significó un avance de 0.02 puntos respecto al mes previo, de tal manera que se colocó en zona de recuperación, muy cerca de su tendencia de largo plazo. Por otro lado, el indicador adelantado, que busca señalar anticipadamente la trayectoria del Indicador Coincidente, se elevó a 100.3 puntos, 0.05 puntos por arriba de su registro previo y fue el cuarto mes consecutivo que se mantuvo por arriba de su tendencia de largo plazo.

Aun cuando hay indicios de un mejor desempeño de la actividad económica, su modesto ritmo de avance no ha sido suficiente para revertir la negativa percepción de los consumidores. Según el reporte del INEGI, en octubre el índice de confianza del consumidor se contrajo 0.7%, respecto al mismo mes del año pasado, con lo que mantuvo su comportamiento negativo por trece meses consecutivos. Este comportamiento refleja principalmente la disminución en los indicadores sobre la percepción acerca del comportamiento futuro de los hogares y de la economía en su conjunto.

En el caso del indicador de confianza empresarial, octubre parece ser el momento en el que la percepción de los directivos empresariales del sector Manufacturero,   de la Construcción y del Comercio comienza a mostrar de manera más clara una mejoría, lo cual puede incidir positivamente en la evolución de la actividad productiva de la última parte del año.

Asimismo, el INEGI informó que durante octubre los precios al consumidor tuvieron una alza mensual de 0.55%, de tal forma que su variación anual se ubicó en 4.30%. Este comportamiento provino principalmente del aumento mensual de 1.79% en el indicador de precios no subyacente, que se vio afectado por el incremento de 20.2% en el precio del rubro de electricidad tras la terminación del programa de tarifas de temporada cálida en diversas ciudades del país. Por su parte, el indicador subyacente tuvo una aumento de 0.17%.

ESTADOS UNIDOS

El Departamento del Trabajo informó que durante octubre se crearon 214 mil nuevos empleos no agrícolas, cifra que si bien resultó por debajo de las expectativas del mercado, permitió acumular nueve meses consecutivos con un aumento superior a 200 mil puestos de trabajo. Es importante señalar que los empleos generados han superado los 120 mil que se requieren mensualmente para mantener estable la tasa de desempleo. De hecho, con este comportamiento, el desempleo reportó una tasa de 5.8%, una décima menos que el mes previo y su nivel más bajo desde julio de 2008.

Por otro lado, el Institute for Supplly Management señaló que en octubre el IMS index del sector manufacturero se ubicó en 59 puntos, 2.4 puntos por arriba de su registro previo. En el caso del indicador de servicios, se observó una baja de 58.6 puntos en septiembre a 57.1 puntos en octubre. No obstante, en ambos casos se mantienen por arriba de la línea de expansión.

En el reporte mensual de la Reserva Federal, se aprecia que durante septiembre el crédito al consumo fue de  15.9 mil millones de dólares. Con este resultado se aprecia que en lo que va del año, el crédito ha aumentado en promedio 18.8 miles de millones de dólares por mes. El mayor incremento se dio en el crédito no revolvente con 14.5 mil millones, mientras que el revolvente aumentó en 1.4 mil millones de dólares.

 

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: