Veritas Online

Comercio Exterior

Acuerdo México y República de Costa Rica para Evitar la Doble Imposición

Acuerdo México y República de Costa Rica para Evitar la Doble Imposición
mayo 20
2019

El 3 de mayo de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el “Acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y la República de Costa Rica para Evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión Fiscal en materia de Impuestos Sobre la Renta y su Protocolo” (Tratado).

Este Tratado de doble imposición fue firmado el 12 de abril de 2014 en la Ciudad de Washington D.C. de los EUA.

Respecto a los antecedentes del proceso de aprobación en cada país, debe destacarse que el Congreso mexicano aprobó el convenio el 30 de abril de 2015 y la Asamblea Legislativa de Costa Rica lo aprobó hasta el 10 de diciembre de 2018. Las notificaciones a las que se hace referencia en el Artículo 28 de este pacto se recibieron en San José, Costa Rica el 21 de julio de 2015, y el 22 de marzo de 2019. En consecuencia, el Tratado entre México y Costa Rica entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2020, para los impuestos retenidos en el país de origen donde se generan los ingresos.

Con la aprobación y ratificación de este convenio, México tendrá 59 tratados en vigor y Costa Rica tendrá tres concluidos (España y Alemania anteriormente).

LOS ASPECTOS RELEVANTES

Dividendos. Tasa de retención de impuestos del 5% cuando el beneficiario efectivo es una empresa que posee al menos 20% del capital de la empresa que paga los dividendos (en todos los demás casos se aplica una tasa de retención de impuestos del 12%).
Intereses. Tasa de retención de impuestos del 10% cuando el beneficiario efectivo es un residente del otro Estado contratante.
Regalías. Tasa de retención de impuestos del 10% cuando el beneficiario efectivo es residente del otro Estado contratante

Sin el Tratado, las tasas de retención de impuestos sobre intereses y regalías variarían, pero podrían llegar hasta 40%. Además, permite que la venta de acciones, intereses u otros derechos en el capital de una empresa sean gravados en el país de la fuente (país de residencia de la empresa, cuyas acciones se enajenan) si el vendedor, durante los 12 meses anteriores a la transacción, posee o mantiene, directa o indirectamente, al menos 25% de las acciones de la empresa. Esta disposición no se aplica cuando el valor de las acciones se compone de más del 50% de los bienes inmuebles ubicados en el país de la fuente.

De la misma forma incluye una disposición para eliminar la doble tributación y otra para eliminar el abuso del tratado. Además, de incluir una cláusula de intercambio de información.

El artículo 1 del Protocolo aclara que los beneficios del Tratado no se aplicarán si ningún país grava los ingresos o las ganancias como resultado de la aplicación de éste.

México como Costa Rica incluyeron este Tratado en sus acuerdos fiscales cubiertos a los efectos de la Convención Multilateral a que se refiere la Acción 15 del Proyecto para evitar la erosión de la base y el traslado de utilidades (mejor conocido como Proyecto BEPS o Base Erosion and Profit Shifting, por su denominación original en el idioma inglés).

C.P.C. y P.C.FI. Raúl Tagle Cázares
Integrante de la Comisión Técnica de Investigación Fiscal
raul.tagle@mx.ey.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: