Veritas Online

Tecnología

Acciones para prevenir el hackeo

Acciones para prevenir el hackeo
noviembre 01
2020

Hay muchas formas de ciberdelincuencia enfocadas en cometer fraudes financieros a los usuarios, a partir del robo de su información. seguir estas recomendaciones protegerá todas las operaciones digitales.

En la actualidad, derivado de las últimas circunstancias provocadas por la pandemia mundial, las transacciones y los movimientos bancarios en línea han aumentado de forma importante. La transformación digital en la banca ha traído enormes beneficios de carácter económico, agilidad y eficiencia en las operaciones, así como la disponibilidad de servicios las 24 horas del día. Sin embargo, uno de los aspectos fundamentales a resolver es la seguridad de las actividades y los datos de los clientes.

Es importante considerar que, en el mundo digital, se debe tomar una postura de seguridad igual o mayor que en el entorno físico. Es decir, si no se acostumbra a caminar por lugares inseguros, ¿por qué entrar a sitios web sospechosos, sin verificar la procedencia? Si se resguardan datos y documentos de identidad física, sin compartirlos en lugares públicos a cualquier persona, ¿por qué sí hacerlo en las redes sociales? ¿Por qué entrar a páginas sin referencia y revelar la identidad digital en un formulario?

Por lo general, las principales vulnerabilidades que aprovechan los cibercriminales para cometer fraudes provienen de los hábitos y actividades incorrectas de la mayoría de los usuarios conectados a internet. En este sentido, a continuación, se describen las prácticas de fraude más comunes, así como algunas acciones para mitigarlas y evitarlas.

Seguridad digital

Se han descrito acciones para evitar ser víctima de alguno de los delitos mencionados, pero hay otras que aplican en cualquier momento para realizar operaciones más seguras y confiables:

  • Generar patrones de contraseña complejos. y diferentes para cada aplicación o cuenta.
  • Usar servicios bancarios que consideren un doble factor de autenticación: código de acceso y un token, generado con tiempo determinado (OTP).
  • No compartir contraseñas ni datos personales con ninguna persona.
  • Contar con antivirus en los dispositivos electrónicos y mantenerlo actualizado.
  • Configurar los navegadores para que no guarden los datos ingresados.
  • Instalar aplicaciones sólo desde tiendas oficiales y leer detenidamente los permisos solicitados.
  • Borrar periódicamente las cookies que el navegador de internet guarda con información sobre la actividad.
  • No entrar a sitios desconocidos.
  • Validar las páginas seguras: comprobar que la dirección sea https, lo cual indica que la información enviada viaja por un canal de comunicación cifrado.
  • Visualizar en el sitio web la imagen de un candado cerrado antes de la URL, esto asegura que los datos compartidos son privados.
  • Corroborar el enlace, al pasar el cursor sobre éste antes de dar clic (esto muestra la dirección real en la barra inferior de la pantalla) y desconfiar de los vínculos recortados.
  • En redes públicas no es recomendable conectarse a internet. De ser necesario, nunca realizar operaciones donde se compartan datos personales.
  • En redes privadas, se aconseja cambiar el nombre y contraseña de fábrica, así como generar una lista blanca de dispositivos que pueden acceder.
  • Las compras por internet sólo deben realizarse en páginas oficiales y con referencias de clientes.
  • Leer la información legal de los comercios electrónicos y comprobar si dispone de certificaciones de confianza para realizar la transacción.
  • No almacenar datos de pago. De este modo, si se compromete la seguridad del sitio web, los datos del cliente no se verán afectados.

Ing. Isaac Flores Lira
Asesor independiente en Ciberseguridad y TIC
isaacflores.lira@gmail.com

Related Articles

Búsqueda