Veritas Online

Cápsulas de Ética

80 años del Instituto Politécnico Nacional

80 años del Instituto Politécnico Nacional
junio 01
2016

Los antecedentes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) pueden hallarse tanto en la época prehispánica, con el establecimiento de los calpullis y los tepochcallis, como en la época de la Independencia cuando se pusieron en marcha las primeras escuelas oficiales que ofrecieron, de manera estructurada, los conocimientos científicos y técnicos como la Escuela de Comercio y Administración (1845), la Escuela de Áreas y Oficios para Varones (1857) y la Escuela de Artes y Oficios para Señoritas (1871). Sin embargo, es hasta 1932 cuando se estructuró un proyecto orientado a impulsar la educación técnica en México; Narciso Bassols y Luis Enrique Erro, Secretario de Educación Pública y Jefe del departamento de Enseñanza Técnica, respectivamente, elaboraron un documento en el que se asentaron las bases ideológicas y organizativas de lo que se denominó Escuela Politécnica.

Más tarde, en 1936, siendo el Presidente de la República, el General Lázaro Cárdenas, el IPN inició sus actividades bajo la dirección del Ing. Juan de Dios Bátiz.

En las palabras de Gonzalo Vázquez Vela, Secretario de Educación Pública, se trata de “la institución que aspira a formar futuros técnicos en cuyas manos habrá de quedar la dirección de la economía del país.”

Así se incorporaron al IPN varias escuelas de orientación tecnológica: 17 prevocacionales, con planteles en la Ciudad de México como en varios estados de la República; cuatro vocacionales en la Ciudad de México y seis escuelas superiores que impartirían carreras profesionales en las ramas de ciencias económico sociales, medico biológicas y físico matemáticas.

Esta última rama comprendía la Escuela Superior de Construcción, las Escuelas Federales de Industrias Textiles y la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica.

El naciente IPN contaba, en 1936, con una población de entre 11 a 14 mil alumnos, de los cuales 10 mil aproximadamente cursaban los niveles prevocacional y vocacional, el resto cursaba el nivel superior.

IDEOLOGÍA Y MISIÓN

La novedad del proyecto educativo que dio origen al IPN, la constituyó la voluntad de vincular la educación a la realidad social y a las necesidades colectivas de nuestro país, contraponiéndose, en ese sentido, a la tradición “liberal clásica”.

Por otro lado, dicho proyecto orgánico daría al estudiante una oportunidad real de progreso, porque le permitiría incorporarse completamente a la vida productiva del país. Para llevar a cabo el propósito educativo del IPN, se consideró la necesidad de crear escuelas de excelencia, donde se privilegiaría la formación completa, moderna y práctica de sus técnicos, con un profesorado capaz y con recursos de investigación y experimentación adecuados.

También se consideró la necesidad de apoyar, mediante becas o pensiones de diferente índole, a los estudiantes que carecieran de medios económicos. En este contexto, el IPN se convirtió en un medio para que las clases populares se incorporaran al desarrollo nacional, colaborando así a la formación de recursos humanos para sustentar el desarrollo industrial, la consolidación del sistema productivo del país y el afianzamiento de nuestra soberanía nacional.

GOBIERNO

En 1949, se expidió la primera Ley Orgánica del IPN, que a la fecha se le han hecho varias modificaciones. La elaboración del conjunto de principios y valores fue producto de un proceso en el que la comunidad (directivos, profesores, estudiantes y trabajadores) y tuvo un papel muy importante.

Dentro de la estructura orgánica y funcional del IPN existe un cuerpo directivo y un Consejo Consultivo General. Este último está integrado por el Director General del Instituto, así como por autoridades de diferentes escuelas, centros y unidades de enseñanza e investigación; por el Abogado General, el Presidente del Decanato, los secretarios o directivos de sus órganos de apoyo y auxiliares.

La institución ha seguido una constante y ardua labor para dar cumplimiento a la misión que sus ideólogos y fundadores plasmaron.

¿QUÉ ES EL DECANATO?

El decanato es una dependencia administrativa de la Dirección General del Instituto Politécnico Nacional. Está constituido por 50 decanos, coordinados por el Presidente del Decanato.

Cada una de las escuelas, centros y unidades de enseñanza y de investigación selecciona ‒por medio del Consejo Técnico Consultivo Escolar o del Colegio de Profesores de entre los maestros con mayor antigüedad‒ al más capaz profesional y académicamente, quien será propuesto para que el Consejo General Consultivo, después de revisar sus antecedentes, lo nombre decano y el Director General del IPN le otorgue el diploma que así lo acredita, conservando este cargo el tiempo que permanezca en su plantel de adscripción.

PERFIL DEL DECANO

El maestro que representa a su escuela, centro o unidad, en calidad de decano, debe poseer las siguientes características:

[1] Ser una autoridad moral y tener actitud de liderazgo en su escuela.

[2] Mostrar un gran respeto por sí mismo y por los demás.

[3] Ser capaz de pugnar en el Instituto por la presencia de valores como la verdad, la libertad, la dignidad del hombre, la responsabilidad, el servicio, el respeto, la honestidad y la justicia.

[4] Ejercer su autoridad moral para que la Ley Orgánica y los reglamentos del IPN se cumplan, teniendo como fin último la justicia.

[5] Conocer los orígenes del IPN.

[6] Ser un maestro que durante su antigüedad en la docencia, haya dado al IPN lo mejor de sí mismo.

[7] Saber enfrentar con imparcialidad situaciones conflictivas y propiciar soluciones.

[8] Contar con la experiencia para ser un digno consejero de alumnos, maestros, autoridades y servidores del Instituto.

C.P.C. Enrique Zamorano García
Prof. Emérito del IPN
ezamorany@prodigy.net.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: