Veritas Online

70 años

 Breaking News
  • 70 años, historia del Colegio A partir de su fundación en 1949, el Colegio de Contadores Públicos de México se ha fortalecido como una institución gremial, presente en la vida profesional de varias generaciones de...
  • 70 años, primeros pasos (1949-1959) La unión profesional, voluntaria y con visión de futuro son las causas que dieron origen al Colegio de Contadores Públicos de México, más allá del cumplimiento formal a la Ley...
  • Antecedentes de la Contaduría Pública en México La historia de la Contaduría Pública está estrechamente relacionada con la actividad económica del hombre. En México, la primera escuela que daría inicio a la carrera de contador público fue...
  • Cristalización de metas y tecnología (1980-1989) Debido a la gran demanda de los contadores por tomar los cursos del Colegio y por el crecimiento de la profesión en la vida económica del país, el Colegio requirió...
  • Recuento, 70 años en la vida de México Desafíos económicos, inestabilidad política y cambios sociales. Una descripción del actual panorama económico y qué se puede esperar de las medidas anunciadas. En promedio, en el siglo XX, México era...

70 años, primeros pasos (1949-1959)

70 años, primeros pasos (1949-1959)
junio 03
2019

La unión profesional, voluntaria y con visión de futuro son las causas que dieron origen al Colegio de Contadores Públicos de México, más allá del cumplimiento formal a la Ley Reglamentaria, publicada en 1945. En conmemoración de los 70 años del Colegio, la revista Veritas presenta este contenido especial para conocimiento y disfrute de la membrecía sobre la historia del Colegio, en la que sus presidentes, colegas y socios han sido los protagonistas hasta hoy.

PRIMEROS PASOS (1949-1959)

El 20 de junio de 1949 nació el Colegio de Contadores Públicos de México con el propósito de enaltecer y representar a la Contaduría Pública. El acto de constitución se integró por 247 fundadores y fue en la calle de Dolores 17, en un despacho del 4.° piso, espacio que fungió como sede inicial. La primera directiva estuvo conformada por el presidente Rafael Mancera Ortiz; el vicepresidente Roberto Casas Alatriste; los secretarios Wilfrido Castillo Miranda y Tirso Carpizo; los secretarios suplentes Alfonso Ochoa Ravizé y Carlos Robles; el tesorero Sealtiel Alatriste; el protesorero Manuel Tovar y Córdoba; los vocales Fernando Navarro y Manuel Tuñón, así como los auditores Fernando Vargas y Refugio Román, quienes comenzaron las labores de representación y consolidación de la profesión contable en el país.

Desde los inicios, uno de los pilares más importantes del Colegio ha sido favorecer la equidad de género, por lo que dentro del grupo fundador se encontraron siete mujeres: María del Carmen Gómez Villacorta, Evangelina Rico Ramírez, Dolora Roldán, Refugio Román, Beatriz Sanabria de Torres, Lydia Tableros Becerril y Josefina Treviño Ordorica. Con el paso del tiempo, la participación de las mujeres en el Colegio se amplió gracias a su presencia en todas las actividades productivas del mundo. 1951 fue un parteaguas para la profesión por la celebración en la Ciudad de México de la II Conferencia Interamericana de Contabilidad, bajo el lema “El contador como factor en el desarrollo económico del mundo”, inaugurada por el entonces presidente de la República, Miguel Alemán Valdés, en el Palacio de Bellas Artes, en la que los integrantes del Colegio tuvieron una participación. Este congreso significó la consolidación de la profesión por la gran asistencia de todo el continente. Una vez terminado el periodo de la primera directiva, el 18 de abril de 1952, la labor del Colegio continuó bajo la dirección del contador público Sealtiel Alatriste Ábrego, quien se enfrentó a la tarea de darle vida institucional.

En ese sentido, el 15 de noviembre de 1954 nació el primer medio de comunicación interno: Boletín Semanal para transmitir ideas, propuestas, plantear situaciones internas del Colegio, así como analizar el acontecer nacional y el papel de la profesión contable al respecto. La publicación, de las ediciones 1 al 241, estuvo a cargo del contador público Eduardo Gallo Sarlat.

Entre 1954 y 1958, durante la presidencia de Manuel Zumaya Ochoa, se crearon las primeras comisiones de trabajo para apoyar y fortalecer al Colegio desde su interior, éstas fueron: Nuevos socios, Relaciones, Enseñanza, Divulgación, Consulta, Eventos sociales (secciones femenina y masculina), Ejercicio profesional, Publicación y boletín, Ética profesional, Legislatura, Asuntos financieros e Intercambio en el interior. En 1957 se realizó la 1.a Convención Nacional de Contadores, con motivo de la titulación del primer contador público en México, Fernando Diez Barroso. Dicho evento atrajo a representantes nacionales y países como Chile, Cuba, Ecuador, Estados Unidos de América (EUA), Guatemala y Perú, lo que dio inicio a la participación del Colegio en conferencias internacionalesReunir a los profesionales de la carrera de “contador público” en los términos que marca la Ley Reglamentaria de Profesiones.

En la escritura constitutiva del colegio se señalaron siete objetivos:
1. Reunir a los profesionales de la carrera de “contador público”, en los
términos que marca la Ley Reglamentaria de Profesiones.
2. Mantener y fomentar el crédito de la profesión de “contador público”.
3. Tender a unificar el criterio profesional de los asociados.
4. Defender los intereses individuales y colectivos de los asociados en los
términos que establecen sus estatutos.
5. Prestar a los asociados ayuda profesional, moral y material.
6. Adquirir los bienes muebles e inmuebles necesarios a la existencia y
fines del Colegio.
7. En general, ejecutar todos los actos y celebrar los contratos encaminados a la realización de los objetos anteriores.

El 30 de abril de 1959 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un decreto de la Dirección de Auditoría Fiscal Federal (DAFF), que establecía a ésta como órgano de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) responsable de investigar y vigilar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes. Además, solicitaba la intervención del contador público como dictaminador, lo que obligó a los interesados a colegiarse y registrarse ante la SHCP, esto significó un reto y una obligación solidaria para el Colegio.

Por lo anterior, bajo el liderazgo del presidente Manuel Resa García, se realizó una convención en Monterrey con 20 mesas redondas para analizar y atender el decreto, lo que implicó que seis meses después, el Colegio duplicara su número de afiliados, surgieran colegios en otras ciudades del país y aumentara la demanda de los servicios de la profesión contable, hechos que la fortalecieron y dieron cumplimiento a los requerimientos de la autoridad gubernamental, con quien el Colegio trabajó en conjunto para realizar los instructivos y medir el impacto del decreto.

En mayo del mismo año, y debido al trato constante de los agremiados del Colegio con hombres de negocios, directivos y funcionarios de empresas, nació Dirección y Control, revista editada por el Colegio en colaboración con el IMCP con el objetivo de dar a conocer los progresos técnicos de la administración de empresas, de la mano de contadores públicos y especialistas en la materia. Se abordaron temas como el control de la producción, estudios de mercados, investigaciones, relaciones industriales, financiamiento, control interno, auditoría, contabilidad y una entrevista mensual a los principales hombres de empresa, profesionales nacionales y extranjeros.

Para finales de la década, el Colegio decidió adoptar el Código de Ética Profesional del IMCP para mejorar las prácticas profesionales y aumentar el valor y transparencia en las labores de los contadores.

Enlaces:


Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: