Veritas Online

Realidades y contrastes

4.ª Revolución Industrial

4.ª Revolución Industrial
noviembre 01
2020

Este escrito no tiene vinculación alguna con cuestiones políticas. Pretende lograr un acercamiento a este gran tema de actualidad, que en diferentes publicaciones se identifica como “industria 4.0”, “Revolución Industrial de la digitalización”, “procesos de automatización 4.0”, etcétera. La propuesta consiste en explicar, de manera breve, lo que significa y cómo podríamos aplicar las mejores ideas a las empresas que continúan operando, las cuales buscan un nuevo rumbo para salir de la crisis.

Tristemente, hay quienes han mencionado que México no está listo para incorporarse a este carril, que costará mucho trabajo, esfuerzo y recursos acceder a la automatización y dejar de interactuar con procesos intensivos en mano de obra; sin embargo, hay una suma de propuestas, ideas y alternativas, de las cuales varias se pueden rescatar y aplicar.

En principio, cabe mencionar que la humanidad ha vivido tres transformaciones:

Industrialización. Inició a mediados del siglo XVIII y terminó en la década de 1840. Consistió en mudar el desarrollo de una economía primordialmente rural y artesanal, a una basada en la industrialización de los procesos productivos, en la que los principales diferenciadores fueron la mecanización de las actividades, mejorando los canales de distribución. Tuvieron presencia el ferrocarril y los medios de transporte de vapor, nacieron los caminos y las vías generales de comunicación. Los principales cambios en ésta y en las demás revoluciones se manifestaron en el ámbito social, tecnológico y económico.

Electrificación. Transitó desde 1870 hasta 1914. Como complemento de la industrialización, consistió en utilizar a la electricidad como la fuente primaria de energía, así como usar gas y petróleo a través de un consumo generalizado, para lograr la producción en masa. Se internacionaliza la actividad comercial, apoyándose en nuevos medios de comunicación como la radio y el teléfono. También se desarrolló nueva tecnología, así como maquinaria acorde a las innovadoras fuentes de energía y se diversificó el uso de los minerales y materiales.

Científico-técnica. Su inicio es indefinido, pero su conclusión, por acuerdo generalizado, se fijó en junio de 2006. La también llamada Revolución Tecnológica se refiere a la explosión de nuevos desarrollos en todos los ámbitos, gran crecimiento de la actividad comercial mundial, de un sinnúmero de equipos, maquinaria, hardware, software, instalaciones para redes de comunicación y diversificación de los medios de transporte y comunicación. Se creó tecnología capaz de almacenar energía (baterías).

Ahora, se vive la cuarta revolución. Están presentes la robotización y se ha consumado la automatización de los procesos productivos y administrativos, además de la acumulación y el uso de grandes volúmenes de información (big data) y de algoritmos para procesarlos. Se vuelven cotidianos los recursos renovables, las industrias inteligentes y la planeación de la producción automática, así como mejores controles, productividad y alta eficiencia. Hay presencia generalizada del internet de las cosas, que integra procesos electrónicos vinculados entre sí, así como los sistemas ciberfísicos que permiten almacenar, gestionar, procesar y controlar datos electrónicos en espacios físicos.

Hay quienes dicen que México no está listo para incorporarse a este carril, que costará mucho trabajo, esfuerzo y recursos; sin embargo, también existen varias propuestas y alternativas que se pueden aplicar para lograrlo».

Hablar de industria 4.0, significa integrar en los modelos de negocios el uso y aprovechamiento de todo tipo de tecnología para elevar la eficiencia operativa, aumentar la productividad y promover el desarrollo. Existe una gran cantidad de sistemas, software y aplicaciones que nos pueden ayudar a sortear esta crisis. Nuevas tecnologías que, si las implementamos, podrían mejorar la administración empresarial. Hay que romper barreras y buscar esta tecnología, pues muchas herramientas son de uso gratuito de forma legal, y si en algún caso tienen costo, vale la pena invertir en todo aquello que nos retornará recursos.

Personas, tecnología y dirección son los elementos cruciales para acceder a un nuevo nivel de desarrollo, sustentabilidad y efecto social. Actitud de mejora, de afrontar los obstáculos, de vencer las barreras, abandonar la queja y las lamentaciones, son las acciones que nos van a elevar a otro nivel de empresa. Finalmente, mi propuesta: no lo implantes como una meta, introdúcelo en todo tu ser como un anhelo.

M.C.I. y C.P.C. Juan Carlos Bojorges Pérez
Presidente del Colegio de Contadores Públicos de México
jbojorges@colegiocpmexico.org.mx

Related Articles

Búsqueda