Veritas Online

Económico y Financiero

2017: Retos y oportunidades

2017: Retos y oportunidades
abril 01
07:10 2017

Desde finales de 2016 y como resultado principalmente de las elecciones de Estados Unidos de América (EUA) (Donald Trump es presidente… ¡increíble!), la cantidad de preguntas sobre la perspectiva de este 2017 crece de manera exponencial. Lamentablemente, a medida que pasan los días, lejos de despejarse y aclararse las dudas, aumentan, traduciéndose en una importante volatilidad en los distintos mercados financieros como reflejo precisamente de la incertidumbre (el peor veneno para los inversionistas). Con todo el riesgo que conlleva, comparto nuestros primeros pronósticos del año y los del consenso de un grupo de estrategas y analistas sobre las principales variables económicas del país (Véase tabla de Pronósticos). Entre ellas, la más difícil, la cotización del tipo de cambio. No obstante, soy de la idea de que aunque tendremos momentos difíciles a lo largo del año, de ninguna manera se concretará una crisis de grandes proporciones (1994, 1985, 2008, etcétera). Somos un país con mayor estabilidad económica, menor dependencia hacia el petróleo y aunque la relación comercial con EUA es muy fuerte (80% de las exportaciones totales), la importancia para ellos y para nosotros hace imposible que desaparezca.

PRINCIPALES RIESGOS

La Tabla de Factores de Riesgo divide algunos de los principales que actualmente identificamos. El primer bloque, Factor Trump, es el de mayor incertidumbre y atención en estos días. Los temas de relación comercial y migración son los más importantes, pues el tema del “muro” está en un plano político diplomático, pero de poco impacto económico. El segundo bloque lo conforman las variables fundamentales y en esta encontramos diversos indicadores económicos que sabemos que se están y podrían seguir deteriorando (inflación, alza en tasas de interés, devaluación de la moneda) y cuya consecuencia lógica apunta hacia un menor dinamismo en el consumo interno, el cual representa 60% del Producto Interno Bruto (PIB) en México y que hasta el año pasado presentando tasas de crecimiento mayores a 10%, compensando así la debilidad de otros “motores” de la economía (gasto de gobierno, inversión y exportaciones). Es probable que con la devaluación acumulada de nuestra moneda y el miedo a potenciales nuevos impuestos a los productos que exportamos, muchos compradores internacionales hagan compras extraordinarias (sobre inventarios) que ayuden al crecimiento de las exportaciones este año. En este mismo bloque, hay variables no del todo descontadas, pero de potencial “ruido”: una potencial menor calificación en la deuda del país (aunque no perdamos la calificación de Grado de Inversión) y el desarrollo del contexto político interno enmarcado por las elecciones en el Estado de México. Dos eventos que los inversionistas seguirán con atención. El último bloque lo conforman otras variables internacionales (Europa y Asia). La salida del Reino Unido de Europa (Brexit), varias elecciones en Europa, las relaciones comerciales entre China y EUA y un potencial mayor endeudamiento en EUA a mayor plazo, podrían sumarse a los demás temas propiciando la volatilidad anticipada.

OPORTUNIDADES 

[1] La posibilidad de un acuerdo bilateral menos “trágico” a lo esperado con EUA.

[2] Mejores resoluciones en organismos internacionales aunque tomen mayor tiempo.

[3] El propio mayor dinamismo económico que aparenta EUA este año con un efecto aún positivo para México al no eliminar todos los acuerdos comerciales.

[4] La manera en que el abaratamiento para los extranjeros de mercancías mexicanas por el movimiento del tipo de cambio pueda más que compensar algún nuevo impuesto de exportación. Son algunos elementos de oportunidad que los menos pesimistas vemos en medio de un ambiente sumamente incierto.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia”

Albert Einstein

LA MAYOR OPORTUNIDAD 

Sin evitar la responsabilidad de un estratega asesor, pero consciente del momento incierto al escribir este texto, me pareció conveniente compartir el siguiente relato conocido como La vaca, el cual refleja la oportunidad que un momento de crisis puede representar para quien sabe aprovecharlo. Estoy convencido de que es el caso de México.

LA VACA. Un maestro de sabiduría paseaba con su discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió visitarlo. Se aproximó un señor y le preguntó: “En este lugar no existen posibilidades de trabajo ni puntos de comercio tampoco, ¿cómo hacen usted y su familia para sobrevivir aquí?”.

El señor respondió: “Amigo mío, nosotros tenemos una vaquita que nos da varios litros de leche todos los días. Una parte del producto lo vendemos o lo cambiamos por otros géneros alimenticios en la ciudad vecina y con la otra parte producimos queso, cuajada, etcétera, para nuestro consumo y así es como vamos sobreviviendo”.

El sabio agradeció la información, contempló el lugar por un momento, luego se despidió y se fue. En medio del camino, le ordenó a su discípulo: “Busque a la vaquita, llé- vela al precipicio de allí enfrente y empújela al barranco”. El joven espantado vio al maestro y le cuestionó sobre el hecho de que la vaquita era el medio de subsistencia de aquella familia, mas como percibió el silencio absoluto del maestro, fue a cumplir la orden.

Un día el joven agobiado por la culpa resolvió abandonar todo lo que había aprendido y regresar a aquel lugar y contarle todo a la familia, pedir perdón y ayudarlos. Así lo hizo, y a medida que se aproximaba al lugar veía todo muy bonito, con árboles floridos, todo habitado, con carro en el garaje de tremenda casa y algunos niños jugando en el jardín. El joven se sintió triste y desesperado imaginando que aquella humilde familia tuviese que vender el terreno para sobrevivir, aceleró el paso. Llegando allá, preguntó por la familia que vivía allí hacía unos cuatro años, un señor respondió que seguían viviendo allí. Espantado el joven entró corriendo a la casa y confirmó que era la misma familia que visitó hacía algunos años con el maestro. Elogió el lugar y le preguntó al señor (el dueño de la vaquita): “¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?”. El señor entusiasmado le respondió: “Nosotros teníamos una vaquita que cayó por el precipicio y murió, de ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos, así alcanzamos el éxito que sus ojos vislumbran ahora”.

FACTORES DE RIESGO 2017

3

C.P. Carlos Ponce Bustos

Director General Adjunto de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+ cponce@vepormas.com

 

 

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: