Veritas Online

Económico y Financiero

10 señales de un portafolio bien balanceado

10 señales de un portafolio bien balanceado
agosto 01
2016

La razón principal para reequilibrar un portafolio de inversiones no es hacer más dinero, es para controlar la exposición al riesgo. La relación general más importante que debe buscarse es la proporción entre renta variable (acciones) y deuda (bonos). Imagine que la distribución correcta en función a su perfil como inversionista (a partir del horizonte de inversión, aversión al riesgo y objetivos de retornos) ese 60% de acciones (para crecimiento patrimonial) y 40% en bonos (para el ingreso y la estabilidad). Si nunca reequilibra, a largo plazo un mayor retorno hará que su cartera sea cada vez más arriesgada.

Después de 10 años, la proporción en acciones podrían representar hasta 70%, y los bonos solo 30%, y en 25 años, las acciones más de 80%. Esto origina sin duda una ganancia acumulada favorable, pero también más riesgo. Ante la posibilidad de un mercado en un ciclo a la baja severa, una mayoría de su cartera se reducirá. Al interior de esta nota, algunos comentarios sobre el rebalanceo y 10 señales que expertos recomiendan para identificar si usted tiene un portafolio bien balanceado.

[1] Está tan bien diversificado que siempre tiene en su portafolio por lo menos una inversión (acción o activo) con un mal desempeño. Aunque suene extraño, esta es una buena señal, pues difícilmente todas sus inversiones serán siempre ganadoras.

[2] La sustentabilidad de su forma de vida no depende únicamente de su sueldo como empleado y/o prestaciones de la empresa. Esto significa que su portafolio ha funcionado y que ha podido o está en el proceso de creación de un patrimonio.

[3] Si el rendimiento del mercado de valores en los próximos cinco años fuese lamentable, no será tan malo para usted. Esto es otra buena señal de que un portafolio balanceado no “tiene todos los huevos en un mismo cesto”.

[4] Usted puede recordar la última vez que llevó a cabo el rebalanceo de su portafolio. Sinónimo de conocimiento, responsabilidad y conciencia por el valor de las empresas de la que es dueño.

[5] Usted no tiene ninguna “acción caliente” para presumir. Aunque puede suceder, no es necesario. Un inversionista patrimonial no está buscando encontrar una empresa que tenga un resultado explosivo inmediato.

[6] Por cada inversión que no ha funcionado, usted tiene en mente una mejor alternativa y actúa en consecuencia. Sinónimo de disciplina y congruencia.

[7] Desconoce asesores que recurrentemente le sugieren mover su portafolio. Evita disminuir rendimiento por costo de comisiones y “ruido” en criterios de selección a mayor plazo.

[8] Dentro de un año, piensa ser dueño de las mismas inversiones. Representa un buen conocimiento y enfoque de largo plazo en sus inversiones.

[9] Nunca se dice a sí mismo con frecuencia: “Vaya, no esperaba eso”. Refleja de nuevo el conocimiento, lo bien informado y la anticipación de escenarios probables.

[10] Tomar pérdidas cuando son necesarias, pero esto no sucede frecuentemente. Con un portafolio diversificado el impacto de un mal resultado es menor para el portafolio total. Si lo amerita (cambian fundamentales), una reestructura es siempre bienvenida.

Al construir un portafolio en acciones, un buen inversionista debe ser capaz de conocer la relación riesgo-rendimiento del mismo y de esta manera saber si es el óptimo”.

Otros temas importantes en el rebalanceo del portafolios. En la proporción del portafolio destinada a acciones (renta variable), vale recordar que el número mínimo de empresas en un portafolio para no tener un riesgo de concentración son seis. Por otra parte, el reconocido inversionista Warrent Buffett señala con acierto que un portafolio con un número excesivo de empresas es sinónimo de desconocimiento.

Las dos preguntas. Al momento de construir un portafolio en acciones, un buen inversionista debe ser capaz de conocer (preguntar) la relación riesgorendimiento y de esta manera saber si es el óptimo. Sin ser garantía absoluta, los precios objetivos y la distribución de emisoras permite conocer el rendimiento potencial de un portafolio en un periodo determinado y el riesgo asociado en función a su “Parámetro a Vencer” o benchmark, en el caso de México es el Índice de Precios y Cotizaciones. No todos los inversionistas asumen el mismo riesgo ni son sujetos al mismo resultado potencial solamente por “invertir en bolsa”.

Las clases de activo. También puede reequilibrar dos clases de activos de renta variable: acciones de gran capitalización y acciones de pequeña capitalización (tamaño o bursatilidad) independientemente de sus buenos fundamentales. Se espera que ambos grupos tengan rendimientos favorables a largo plazo, pero en cierta medida se puede subir y bajar en diferentes momentos. Si reequilibrar las clases de activos no correlacionados que tienen rendimientos similares a largo plazo, es posible que el reequilibrio producirá un rendimiento más alto que el de cualquiera de las clases de activos individuales por sí mismo.

Comprar barato, vender caro (no por precios, sino por valuación). Nuestro principio de selección de emisoras consiste primero en identificar empresas “extraordinarias” en sus fundamentales (crecimiento estimado, rentabilidad, solidez financiera, poca competencia, política de dividendos y buena administración) y con una valuación atractiva. Una fórmula de inversión de larga tradición exige comprar barato y vender caro. Reequilibrio es la mejor manera para hacer eso.

Momento. Históricamente, el primer trimestre de un ciclo anual es el mejor momento para rebalancear un portafolio. Muchos expertos coinciden en ello.

Frecuencia. La pregunta que escucho más recurrentemente es respecto a la frecuencia en que debe hacerse rebalanceo. No hay una respuesta correcta absoluta, pues es un equilibrio entre riesgo y rentabilidad. En teoría, cuanto más tiempo se pospone un reequilibrio, mayor será su rendimiento, pero debe tomar en cuenta que posiblemente también el nivel de riesgo. En el otro extremo, se podría reequilibrar sus fondos todos los días, lo que impide a su nivel de riesgo desviarse de sus objetivos. Sin embargo, también impediría madurar algunas ideas de inversión en términos de rendimiento. Expertos proponen hacerlo una vez al año, pues evita también costos asociados a comisiones de compraventa. Eso evitará el costo fiscal de tener ganancias imponibles a corto plazo.

El ojo del amo engorda el caballo”.

Popular

C.P. Carlos Ponce Bustos
Director General Adjunto de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+
cponce@vepormas.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Búsqueda

Twitter

Conoce la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, las actividades vulnerables a las que se refiere,así como el calendario para hacer las declaraciones correspondientes. https://t.co/fSKb3VsQgc
Vía: @VeritasOnlineMX

Para garantizar la relación entre los comités de auditoría, auditores externos y autoridades, se debe procurar la estabilidad de los sistemas financieros en protección de los ahorradores y el público inversionista. Un artículo de Eduardo Gómez Alcalá. Vía @VeritasOnlineMX.

Hoy Lunes 15 de Julio de 2019 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de $18.81 Pesos vía https://t.co/zBzkkaqFN3

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: